Trabajo en equipo: ¿Cuáles son sus beneficios?


Cada vez más las escuelas fomentan los trabajos en equipo. Es que, cuando se trabaja en equipo, se fusionan ideas, conocimientos y habilidades. Esto permite que todos los esfuerzos se potencien. Así, disminuye el tiempo dedicado a realizar cada tarea e incrementa la eficacia y eficiencia de los resultados finales.

Desarrollar una tarea o un proyecto entre varios, es mucho más que la aportación que cada uno puede realizar. Los resultados son mucho más positivos. Además, las ventajas para los niños son innumerables. Por ello, en este artículo, te contaremos los beneficios que tiene el trabajo en equipo. ¿Quieres saber más? ¡Continúa leyendo!

Lo fundamental

  • Como profesor, hay que fomentar el trabajo en equipo para que los niños se compaginen adecuadamente para llegar a un bien común.
  • Fomentar el trabajo en grupo desarrollará en los niños habilidades sociales y una actitud crítica.
  • Saber trabajar en equipo va a ser vital para afrontar dificultades en el futuro laboral del adulto.

7 consejos para realizar un buen trabajo en equipo

Trabajar en equipo tiene numerosos beneficios a nivel organizacional, pero también a nivel individual. Realizar tareas en grupo hace que el resultado final sea mucho más efectivo. Va a mejorar no solo la capacidad de aprendizaje, sino las relaciones sociales entre los niños.

niños en equipo

Distribuir los pupitres del aula en grupos, en lugar de individualmente, promueve la atención entre los alumnos y su predisposición para participar en clase. (Fuente: Neonbrand:zFSo6bnZJTw/Unplash).

Elegir bien los miembros del equipo

Se deben fomentar las relaciones sociales entre todos los miembros de la clase. Sin embargo, hay que asegurarse de que las personas que conforman el grupo sean compatibles. Siempre hay que tener en cuenta sus habilidades, carácter y motivaciones.

La importancia del profesor en el aula es fundamental para incentivar a los alumnos a ser activos, participativos y no dependientes. Debe decidir, según su criterio, el número de niños que formarán el grupo y hacer diversas actividades. También debe intervenir, si es necesario, orientar y ayudar a los niños.

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga
“El trabajo en equipo es el pilar de la sociedad en la que vivimos. Por lo tanto, debe ser un aprendizaje muy presente en la vida de los niños.”

Compartir ideas con el resto de integrantes del equipo

Es fundamental concienciar de que para trabajar en grupo hay que ser abierto. Es fundamental encontrar técnicas divertidas e innovadoras. De esta manera, se estimula un debate apasionado sobre los diferentes temas a tratar.

Lo esencial es lograr que los niños del grupo adquieran un compromiso. Así, todos perseguirán los mismos objetivos, sin abandonar ante cualquier adversidad (1).

chicos celebrando

Es importante el trabajo en equipo para el correcto desarrollo del niño/a (Fuente: 633011465 / Shutterstock)

Establecer reglas de comunicación

Los participantes deberán conocer claramente quién hablará con quién, cuándo y con qué frecuencia. Esto permitirá que los niños se enfoquen en la tarea que tienen que hacer. Además de las reglas de comunicación, debemos tener en cuenta estas aptitudes:

Característica Descripción
Tener espíritu de equipo Dejar de lado pensamientos individualistas y anteponer los intereses del equipo. Tampoco atribuirse todo el mérito
Ser colaborador Siempre dispuesto a ayudar a los compañeros
Ser responsable Aceptar obligaciones y consecuencias
Ser constante El trabajo que realicen debe ser continuo
Ser comunicativo No tener temor a expresar sus ideas y estar siempre dispuesto a escuchar las de los demás

Organización y estructuración previa

Antes de comenzar la tarea, es indispensable hacerles definir las personas, las herramientas y los recursos con los que contarán. Así, tendrán una estructura clara desde el principio que podrán seguir.

Aldo SchlemensonEscritor
“La organización constituye un sistema socio-técnico integrado. Está constituido para la realización de un proyecto concreto, tendiente a la satisfacción de necesidades de sus miembros.”

Obligaciones y derechos

Cada integrante debe saber desde el inicio cuáles son sus responsabilidades. Así como las consecuencias que tiene para el grupo no cumplirlas. También es importante insistir en que cada uno puede compartir sus opiniones e ideas sobre el proyecto. Además, los líderes de un equipo de trabajo tienen la responsabilidad de coordinar la interacción de los miembros. Estos últimos deben cumplir con las metas prefijadas a través de las tareas trazadas.

Trabajar con respeto

El respeto crea un ambiente de seguridad y cordialidad. Además, permite la aceptación de las limitaciones ajenas. También el reconocimiento de las virtudes de los demás. Hay que concienciarles que no solo las faltas de respeto pueden hacerse de manera verbal. No cumplir con los plazos finales o provocar distracciones irrelevantes también pueden poner en peligro al grupo.

maestra con equipo

El respeto es una de las bases de las relaciones humanas y del trabajo en equipo. (Fuente: 2398472/ Freepik.es)

Ser agradecido

Cada vez que tengan ocasión, deben reconocer el trabajo de los demás. Esto no solo alegrará al que recibe el elogio, sino que animará al resto a seguir trabajando en el proyecto. Estudios afirman que aquellos integrantes de un equipo que reciben comentarios positivos son más saludables. En consecuencia, también más eficientes para el equipo.

Beneficios de trabajar en equipo

Trabajar en equipo es colaborar de forma coordinada, inteligente y enfocada hacia objetivos compartidos. Cada uno se pone al servicio de una realidad que le supera: el bien del equipo. Fomentar el trabajo en equipo desde edades tempranas es vital. Ayudará a que los niños aprendan a desarrollar sus capacidades individuales y otras que les aporten los compañeros.

niños estudiando

Si en el momento del estudio se establecen grupos de trabajo, los conceptos se afianzarán más fácilmente y la motivación crecerá. (Fuente: Ismail Salad Hajji dirir:v7FT5ngIEfA/Unplash).

Fomenta la interdependencia y la autonomía

Trabajar en equipo fomenta la conciencia de la interdependencia. Es decir, que todos dependemos de todos para que las cosas salgan bien. También la autonomía, ya que para que todo salga bien, cada uno debe responsabilizarse de su parte.

Conseguir el objetivo de que los niños aprendan a trabajar en grupo es, a veces, una tarea compleja para los docentes. Sin embargo, muchos expertos recomiendan recurrir a actividades lúdicas para mantener su atención. Al mismo tiempo, trabajan en sus capacidades individuales por un bien común.

Marisa Alonso SantamaríaPoetisa y escritora de cuentos infantiles
“Hay una manera efectiva de explicar a los niños la importancia y los beneficios de trabajar en grupo. Es haciéndoles observar los partidos de baloncesto, fútbol, o cualquier tipo de deporte que dependan unos de otros para conseguir su objetivo. Así, se darán cuenta de que uno mete la canasta o el gol, pero el partido lo gana el equipo entero. Y la celebración se hace extensiva a cada miembro del grupo.”

Impulsa las habilidades sociales y mejora las relaciones de grupo

Trabajar en equipo obliga a negociar y a exponer puntos de vista con respeto. También a escuchar y a respetar a los compañeros. Se podría considerar que es un máster en habilidades sociales para los pequeños. A la larga, esto repercutirá positivamente en las relaciones personales entre ellos.

Para llevar a cabo un buen trabajo en equipo, hay que llevar a cabo cuatro bases:

  1. Formación multidisciplinaria: Juntar perfiles variados para que haya diferentes habilidades que se complementen.
  2. Capacidad de comunicación y escucha: Hacer hincapié en que deben respetarse los unos a los otros. Deben dar su opinión y respetar la de los demás
  3. Liderazgo: Tener a alguien que lidere un proyecto es siempre sinónimo de un buen resultado. Sin embargo, en el ámbito escolar esto no es una buena idea. Es esencial no hacer destacar a un niño por encima de otro. Todos pueden ser “líderes” en algún punto del proyecto, complementarse y ayudarse entre sí.
  4. Incentivación: Tienes que intentar que siempre estén conectados con la tarea que están realizando y entre sí. El feedback constante y la actualización de metas pueden ser una buena solución.

Enseña a aprender y desarrolla una actitud crítica

Con el trabajo en equipo, los niños y niñas construyen sus ideas y desarrollan un pensamiento crítico. Generan también una actitud crítica hacia sí mismos. Esto les permitirá obtener resultados mucho más satisfactorios.

El intercambio de ideas y experiencias llevará a los niños a tener un enriquecimiento. Esto les va a hacer saber aceptar las críticas. Además, aprenderán a ser más comunicativos, generosos, solidarios y responsables. También a entender y a aceptar lo que significa un compromiso. Por tanto, a que tengan más confianza en ellos mismos.

Esto va a desarrollar también un cambio de roles entre profesor (el que enseña) y alumno (el que aprende). Así, el aprendizaje como proceso social se hace entre compañeros (2).

Fomenta la diversidad y la igualdad de oportunidades

Trabajar en equipo permite al profesorado atender mejor la diversidad que hay entre los alumnos. Asimismo, el trabajo en grupo permite igualarlos entre ellos. Hay un intercambio constante de conocimientos y una mayor aceptación de la diferencia. Cada uno puede aprender de las habilidades y conocimiento de los otros.

Además, la colaboración mediante el trabajo en equipo permite analizar en conjunto problemas comunes, con mayores y mejores criterios (3). De esta forma, aceptan que, ante un problema, los caminos hasta la solución pueden ser diferentes, pero igualmente válidos.

Otros valores

El trabajo en grupo hace a los niños ser conscientes del valor del equipo. Además, fomenta otros valores como la responsabilidad, la solidaridad, la empatía o el respeto. Y, por supuesto, hay un gran fomento de la creatividad (4).

Manuela RomoDocente de la Universidad Autónoma de Madrid
“La creatividad se ha asociado con rasgos de personalidad. Estamos hablando de perseverancia ante los obstáculos y de la tenacidad para remover obstáculos. Por eso, es bueno consentir o incluso estimular al niño.”

Cuando la información es compartida y se busca el mismo objetivo, fluyen más ideas y la creatividad es más alta. Lo que no se le ocurre a uno, se le ocurre a otro. Unas ideas llevan a otras, entrando en un bucle muy interesante para el aprendizaje. Y, en consecuencia, dando mejores resultados.

niños jugando

Proponer actividades en grupo fuera de clase, alternativas a las asignaturas escolares, aumentará la motivación de los niños dentro del aula. (Fuente: Artem Kniaz: DqgMHzeio7g/Unplash)

Conclusión

Como docente, se tiene la obligación de crear futuros profesionales. Sin embargo, la tarea no solo se basa en enseñar matemáticas, lengua, inglés o ciencias sociales. El objetivo final del profesorado debe ser formar personas que sepan desenvolverse como profesionales. Para ello, no solo tienen que tener cabida las materias estrictamente escolares.

Se tienen que llevar a cabo muchas otras actividades que desarrollen a los más pequeños, más allá de los números y las letras. Aprender a relacionarse, respetar a los compañeros, saber escuchar o dar su opinión. Estas deben ser capacidades que los docentes tienen que desarrollar. Una buena forma de conseguirlo es fomentar el trabajo en equipo. Sin duda, engloba muchas de ellas.

(Fuente imagen destacada: Spikeball:yKsBMhgNpRs/Unplash)

References (4)

  1. Cómo enseñar a los niños a trabajar en equipo
    Roldán, M.J. (2016). Cómo enseñar a los niños a trabajar en equipo.
    Link
    Link
  2. El trabajo colaborativo en el aula universitaria
    Pérez, M. M. (2007). El trabajo colaborativo en el aula universitaria. Laurus, 13(23), 263-278
    Link
    Link
  3. El trabajo en equipo de los profesores y profesoras: factor de calidad, necesidad y problema
    Antúnez, S. (1999). El trabajo en equipo de los profesores y profesoras: factor de calidad, necesidad y problema. El papel de los directivos escolares. Educar, 1999, núm. 24, p. 89-110
    Link
    Link
  4. Algunas claves para fomentar la creatividad en el aula
    Romo Santos, M. (1998). Algunas claves para fomentar la creatividad en el aula
    Link
    Link

+ No hay comentarios

Añade el tuyo.