Educación exitosa: ¿Qué hace un buen profesor?


Enseñar nunca ha sido una tarea sencilla. Un buen profesor puede inspirar a cientos de alumnos. Incluso, cuando estos alumnos se convierten en profesionales. Después de los padres, los profesores son el segundo factor más determinante en el desarrollo de las personas.

Ser profesor hoy en día, supone nuevos retos y objetivos. La educación, como muchas cosas en el mundo, ha evolucionado. Antes, la metodología era sentarse y dictar. El alumno debía permanecer callado. Si hablaba, los castigos eran severos. Hoy en día, la educación ha evolucionado en muchos aspectos. En este artículo, te explicamos qué hace un buen profesor.

Lo fundamental

  • Para ser un buen profesor hay que seguir rompiendo con los esquemas tradicionales de enseñanza. Estos identifican al profesor como un depositante de conocimiento, responsable al cien por ciento de la “enseñanza”.
  • Es imposible educar si no se aprende a escuchar. Esto se convierte en la regla de oro. Es fundamental, como profesor, aprender y enseñar a los alumnos a escuchar; no simplemente responder al oír.
  • La comunicación es uno de los aspectos de mayor influencia en el aula. Debe ser asertiva, con actitud positiva y oportuna. Esto determinará tu relación con tus alumnos.

10 consejos para profesores

Quisiéramos que existiera una fórmula que nos lleve a la excelencia como profesores. Lamentablemente, dicha fórmula no existe. Sin embargo, existen muchas pequeñas acciones que nos pueden ayudar a convertirnos en un profesor inolvidable. Antes de seguir, es importante que quede claro que no existe la perfección como tal.

Todos creamos nuestros propios métodos basándonos en nuestras experiencias. Es decir, lo que consideramos que es viable y está aliado con nuestros principios. Nosotros somos quienes decidimos qué tomamos y qué dejamos de lado. El propósito de este artículo es brindarte alternativas que mejoren tus habilidades personales y profesionales.

clase atenta

El humor y la risa provocan una buena actitud en el proceso de aprendizaje. (Fuente: jovan mandic: 131483521/123rf)

La actitud lo es todo

La actitud es pegajosa. Una actitud positiva y de colaboración inspirará seguridad a tus alumnos. Así, ayudará a mejorar el clima de aprendizaje. Todo parte de aquí. Tu actitud determinará tus acciones cuando la clase se complique. Esto será un ejemplo para los alumnos de cómo valerse ante situaciones negativas.

Parte de la actitud como maestro es la comunicación que tienes con tu clase. El humor y el dinamismo actúan como facilitadores, tanto para la comunicación como para el aprendizaje. Además, incrementan la participación en clase y reducen el abandono (1). Una actitud positiva cambia tu perspectiva y te ayuda a enfocarte en lo que puedes controlar.

La Universidad de Estambul Kültürit realizó un estudio. Este señaló que, siempre y cuando los profesores tengan una actitud positiva, el desempeño en clases y desarrollo de personalidad del estudiante serán positivos. Por el contrario, una actitud negativa repercutirá es un bajo desempeño. Esto deja en evidencia que los profesores sobrepasan las barreras de la educación en los salones de clase. Así, influyen en la vida de sus alumnos (2).

Sé flexible

Si de algo estamos seguros, es que para un profesor no hay dos días iguales. A pesar de tener una clase planificada, debes estar consciente que las interrupciones son parte de cada clase. Puede ser por alumnos distraídos, curiosos o que tienen dificultades para comprender lo expuesto. Cada alumno es un universo distinto.

Por otra parte, el rol del profesor evolucionó, dado que ya no es solo un transmisor de conocimiento. Un buen profesor adapta sus métodos de enseñanza de acuerdo a las necesidades, recursos y capacidades individuales de sus alumnos. La finalidad de ser un docente flexible es mejorar la forma de aprender.

Despierta la curiosidad

Si hay algo que mueve al ser humano en general, es la curiosidad. Ahora, imagina lo que significa alimentar la curiosidad en los niños. Ellos están descubriendo el mundo y se encuentran llenos de preguntas. Incentivar la curiosidad es una labor básica para un profesor.

En el año 2014, la revista de neurociencia Neuron publicó un estudio. El mismo investigó el efecto de la curiosidad sobre el aprendizaje. Los participantes recordaron mucho más las respuestas a preguntas que les generaron curiosidad, que a las que no. Así, este estudio determinó que la curiosidad nos ayuda a aprender más sobre un tema. Estar en ese estado también ayuda al cerebro a memorizar información no relacionada (3).

Pero, ¿cómo despertamos la curiosidad en clases?

Criterio Descripción
Presenta un problema Inicia tus clases con una problemática para que pueda ser resuelta por todos en el transcurso de la clase.
Cuestionen Cuestiona de forma asertiva a tus alumnos sobre sus opiniones y haz que ellos mismos cuestiones sus pensamientos. Enseña a tus alumnos a hacer preguntas de calidad.
Sal de la rutina Sorprende en tus alumnos. Haz de una clase de literatura un juego de roles con los personajes de la obra en estudio. Convierte una clase de historia, ciencias o literatura en un debate.
Herramientas tecnológicas Reproduce películas con un propósito y que generen debate. Complementa tus clases con vídeos. Haz que investiguen un tema con el que se sientan identificados y presenten fuentes.
Explora Organiza excursiones relacionadas con temas del curso.
Haz listas Periódicamente, pide que tus alumnos creen listas de sus actividades de interés o sobre expectativas para cada trimestre.
Creen arte Decoren el aula, formen en equipos murales temáticos con recursos limitados. Permíteles expresarse artísticamente a través de la escritura, dibujo, pintura o corporalmente, entre otros.
Organiza grupos La curiosidad es contagiosa. En un grupo coloca estudiantes curiosos con pocos curiosos y ponlos a trabajar juntos.
Premia Cuando elogias a los estudiantes por preguntas o investigaciones que contribuyen al aprendizaje grupal e individual, les haces saber que son valorados por su aporte y motivación.

Enseña a pensar

Esto no es lo contrario al sistema convencional de repetición y aprendizaje, sino un complemento. El rol del profesor en este punto no es enseñar la materia, sino cómo pensar sobre la materia que se debe aprender (4).

Enseñando a pensar se aportan nuevos sistemas de enseñanza. Además, se incorporan nuevos esquemas a los procesos de aprendizaje tradicionales. Estos se representan en estrategias cognitivas. Las mismas hacen que el alumno tenga un proceso de análisis, pueda resumir y resolver problemas, entre otros. Estas son tres estrategias cognitivas para enseñar a pensar (5):

  • Estrategias cognitivas de elaboración: Aquí es cuando se integra información nueva a partir de un conocimiento previo. Así, se pone en actividad la mente del alumno. Por ejemplo, realizar un breve resumen de una exposición, parafrasear y reformular ideas, entre otros.
  • Estrategias cognitivas de organización: Esta estrategia consiste en ordenar la información para entender los elementos que la componen. Se enseña a elaborar esquemas, cuadros comparativos y cronologías, entre otros.
  • Estrategias cognitivas de recuperación: Esta no puede resultar si no se han realizado las estrategias de elaboración u organización previamente. Consiste en el proceso de recuperación de la información almacenada en la memoria. Puede darse de dos formas: a través del recuerdo o por medio del reconocimiento.
profesor de ciencia

Si hay algo que mueve al ser humano en general, es la curiosidad. (Fuente: 5427674: tima-miroshnichenko / pexels)

Impulsa la lectura

La lectura es una capacidad que se adquiere en los primeros años de estudio. Abre puertas, despierta la curiosidad, impulsa la creatividad y alimenta la imaginación. Además, nos transporta a otros tiempos y espacios. Por ello, es sumamente importante que la impulses en tus alumnos. A continuación, te damos unas ideas que para fomentar la lectura:

  • Utiliza textos narrativos: La forma narrativa otorga cohesión a nuestras vidas y a nuestra cultura. Una forma fácil de entender la historia, los cuentos y los relatos populares, es a través del discurso narrativo. La narrativa es atractiva, además de que despierta el interés y la creatividad (6).
  • Haz uso de la biblioteca o crea una en el aula: Si cuentas con los recursos, utilízalos. O crea tu propia biblioteca con los libros preferidos de tus alumnos y obras acordes al curso.
  • No te cierres con las opciones: Prueba diferentes lecturas para que tus alumnos conozcan sus gustos lectores.
  • Crea un club de lectura: Siempre habrá estudiantes que estén más interesados en la lectura que otros. Crear un club de lectura con objetivos ayudará mantener el hábito de leer.
  • Los padres y la lectura: Orienta a los padres de tus alumnos a que apliquen la lectura en casa. Los padres pueden dedicar 15 minutos al día a leer algo con sus hijos. O pueden hacer accesibles los libros y revistas. Si en casa no hay nada que leer, no se genera un acercamiento y curiosidad a la lectura.
  • No lo conviertas en una obligación: Si haces de la lectura una obligación, el estudiante puede perder el interés. Incluso, podría asociar la lectura a una experiencia negativa.
  • Asegúrate de que tus alumnos no tengan una dificultad al leer: Muchas veces, los alumnos se rehúsan a leer porque les es difícil. También porque no entienden lo que están leyendo.

Corrige en privado

Felicita en público y corrige en privado.

Una frase trillada, pero muy cierta y vigente. Inevitablemente, surgirán circunstancias en el salón que puedes aprovechar para enseñar a tus alumnos a manejar con inteligencia ciertas situaciones. Por ejemplo, cuando detectes un comportamiento inadecuado en el estudiante. Puede ser que tenga problemas para expresarse, completar tareas o una conducta rebelde.

Lo ideal es hablar con el alumno en un tono de voz bajo, hacerlo a solas y con mucho respeto. Así, le estás enseñando al niño a no sentirse humillado por las circunstancias. No obstante, le indicarás que requiere un cambio para mejorar las relaciones interpersonales. Al mismo tiempo, adquieres autoridad moral para solicitar comportamientos similares al grupo en general (7).

La disciplina es un factor clave. Conseguir este objetivo no solo es trabajo del alumno, también requiere un esfuerzo personal del profesor. Y, lamentablemente, no siempre será fácil de alcanzar. Para lograrlo, se requieren muchas conversaciones personales serenas y profundas. También una cierta madurez por parte de los alumnos, que a veces les cuesta alcanzar (8).

Habla menos, escucha más

Al pasar por los otros consejos, puedes notar el factor común: realizar actividades que generen conversación. Los profesores, como portadores de conocimiento, son una guía y una referencia. Guía a tus alumnos y déjalos que hablen. Saber escuchar es una virtud que va de la mano con la vocación. Al estimular espacios de diálogos, refuerzas la autoestima de tus alumnos.

Además, el escuchar activamente a tus alumnos, especialmente a los más pequeños, demuestras tu interés por sus sentimientos y opiniones. Así como una evidente voluntad para tratar de entenderlos. Recuerda que la escucha siempre debe tener un carácter positivo. Tiene que ir dirigida a la construcción de un diálogo que permita el desarrollo personal de los interlocutores (9).

niños estudiando

Haz de tu clase un espacio donde tus alumnos hablen más de lo que tú lo haces. (Fuente: Max Fischer: 5212329/ pexels)

Capacítate

Los libros siempre serán una excelente opción para seguirte capacitando. En la actualidad, existen infinidad de autores, psicólogos e incluso otros profesores que comparten sus métodos y experiencias de enseñanza. Sin embargo, también existen cientos de recursos y herramientas gratuitas en línea que te permiten capacitarte constantemente.

No podemos negar que vivimos en un mundo globalizado. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están constantemente evolucionando. Puedes acceder a cursos para complementar tu conocimiento, para mejorar tus habilidades blandas o cursos de psicología, entre otros. Para encontrar los mejores cursos en línea, te recomendamos que visites la entrada de cursos en línea para docentes.

CesarEducador español nominado al premio Global Teache Prize
“No podemos olvidar jamás que, si queremos enseñar, quienes primero tenemos que estar aprendiendo constantemente somos los maestros”.

Cuida tu voz

El conocimiento de un profesor no es nada si este no tiene voz. Los docentes son profesionales de la voz. Es decir, su instrumento de trabajo es la voz en sí misma. El uso inadecuado de la voz y sobrecargas pueden generar patologías. Si estas patologías no son tratadas pueden conllevar a enfermedades de mayor riesgo para la salud.

Por ello, es sumamente importante que crees conciencia del cuidado que debes tener con tu voz. Puedes recurrir a profesionales, como fonoaudiólogos para aprender a usar la voz. También otorrinolaringólogos para conocer tu instrumento vocal y su salud. A continuación, te compartimos 10 recomendaciones para tener una voz saludable (10):

  1. No hablar en ambientes ruidosos: ¿Vas a estar en un ambiente con ruido y realmente tienes que comunicarte? Utiliza herramientas que aumenten el volumen de tu voz, como megáfonos o micrófonos. Si la voz compite con un ruido ambiental intenso, siempre perderá.
  2. No fumar y no ingerir bebidas alcohólicas: El tabaco y el alcohol son factores irritantes para la laringe. Además, estos deshidratan las cuerdas vocales.
  3. No gritar, puesto que es un comportamiento de esfuerzo vocal: Debemos conocer las posibilidades de nuestro aparato fonador. Es para saber hasta dónde se puede llegar sin realizar esfuerzo.
  4. No hablar en exceso, porque es un comportamiento de abuso vocal: Esta es una de las recomendaciones más difíciles para un profesor, pero no imposible. Toma pausas periódicas de 15-20 minutos para descansar la voz. Evita hablar más de 4 horas seguidas y sobrecargar la voz fuera de tu área de trabajo.
  5. Hidratación: Toma suficiente agua, al menos 8 vasos al día. Esto mantiene las cuerdas vocales hidratadas.
  6. Descansar de forma adecuada: Duerme al menos seis horas. Dormir, además de reducir la fatiga corporal que se puede reflejar en la voz, estimula la creatividad.
  7. No utilizar el aire pulmonar residual al hablar: Evita hablar con el resto final de aire y sentir sensación de ahogo. Es un comportamiento de esfuerzo.
  8. Evitar los irritantes laríngeos, como el humo y las áreas polvorientas: Procura permanecer en un ambiente limpio. No es recomendable estar en ambientes muy secos ni con aire acondicionado todo el tiempo.
  9. No carraspear: Carraspear es un esfuerzo físico que puede lastimar tu laringe. Si deseas aclarar tu garganta, traga saliva, bebe pequeños sorbos de agua o realiza una tos sorda.
  10. Realizar controles periódicos de la voz: Consulta a profesionales de la voz para prevenir patologías. Si tienes más de 15 días con disfonía, acude a tu otorrinolaringólogo.

Agradece

La gratitud es un camino de dos vías: es importante para quien da las gracias y para quien las recibe. La gratitud ayuda a crear lazos. De esta manera, haces ver a tus alumnos que es un trabajo en equipo y que no respondes a intereses individuales.

Reconoce las buenas acciones y agradece a tus alumnos por sus esfuerzos. También por permitirte formarlos. Puedes agradecerles al finalizar la semana o cuando logran objetivos en conjunto. Además, es importante cuando agradeces acciones de alumnos específicos. Una buena forma de hacerlo es mencionando su nombre, así como las razones por la cuales estás agradecido.

Resumen

Sin duda alguna, ser profesor es una profesión que requiere mucho esfuerzo y dedicación. El tiempo que inviertes en preparar tus clases para poder formar personas con habilidades sociales es admirable. La educación exitosa está estrechamente ligada a las condiciones que crea un profesor para sus alumnos. Es para que ellos aprendan a pensar, formen un criterio personal, sean creativos y solucionen problemas. También para que sean independientes y sepan expresarse.

El cuidado de tu salud también es parte de ser un buen profesor. Descansa y dedícate tiempo para ser mejor y más saludable. Recuerda que en el aula es una relación de a dos. Tus actitudes siempre se reflejarán en tus alumnos. Esperamos que este artículo sea valioso y te motive a probar cosas nuevas con tus alumnos. Si te gustó, recuerda compartir con tus colegas o en redes sociales. Y no olvides comentar.

(Fuente de la imagen destacada: rawpixel: 54688826/ 123rf)

References (11)

  1. Artículo especializado
    Feliz T, Leví G. El humor como activador didáctico para el aprendizaje [Internet]. Departamento de Didáctica, Organización Escolar y Didácticas Especiales Universidad Nacional de Educación a Distancia. [cited 2 April 2021].
    Link
    Link
  2. Artículo especializado
    Ulug M, Seray M, Eryilmaz A. The Effects of Teachers’ Attitudes on Students’ Personality and Performance [Internet]. ScienceDirect. 2011 [cited 1 April 2021]
    Link
    Link
  3. Artículo científico
    Gruber M, Gelman B, Ranganath C. States of Curiosity Modulate Hippocampus-Dependent Learning via the Dopaminergic Circuit [Internet] Neuron Journal. 2014 [cited 5 April 2021]
    Link
    Link
  4. Artículo especializado
    Tesouro M. La metacognición en la escuela: la importancia de enseñar a pensar [Internet]. Redalyc.org. 2005 [cited 5 April 2021].
    Link
    Link
  5. Artículo especializado
    Barrero D, Morán A, Cedeño M. Vista de Enseñar a pensar: estrategias en el aula [Internet]. Revistas.ulvr.edu.ec. 2019 [cited 1 April 2021].
    Link
    Link
  6. Revista de Educación
    6. Blanco Martínez R. LECTURA BIEN HECHA, LECTURA HONESTA [Internet]. Educacionyfp.gob.es. 2005 [cited 3 April 2021].
    Link
    Link
  7. Revista Electrónica "Actualidades Investigativas en Educación"
    Venegas C. La disciplina en el aula: Reflexiones en torno alos procesos de comunicación [Internet]. Redalyc.org. 2004 [cited 30 March 2021].
    Link
    Link
  8. Artículo
    Espot M, Nubiola J. La disciplina en el aula [Internet]. Mariarosaespot.es. 2015 [cited 9 April 2
    Link
    Link
  9. Revista Electrónica "Actualidades Investigativas en Educación"
    Venegas C. La disciplina en el aula: Reflexiones en torno alos procesos de comunicación [Internet]. Redalyc.org. 2004 [cited 30 March 2021].
    Link
    Link
  10. Artículo
    Cuidados de la voz [Internet]. Seorl.net. 2016 [cited 2 April 2021]. Available from:
    Link
    Link
  11. Artículo
    Domínguez-Alonso J, López-Castedo A, Núñez-Lois S, Portela-Pino I, Vázquez-Varela E. Perturbación de la voz en docentes [Internet]. Mscbs.gob.es. 2019 [cited 4 April 2021]. Artículo
    Link
    Link

+ No hay comentarios

Añade el tuyo.