Buenas notas: 7 consejos para conseguirlas


Sin duda, las buenas notas son un factor importante en la medición del desempeño académico. Es por ello que, como estudiantes permanentemente buscamos resultados óptimos que nos permitan posicionarnos en los mejores lugares.

Para conseguirlas, es necesario considerar una serie de aspectos intelectuales y emocionales. De este modo, lograrás obtener excelentes resultados, no solo por requisito o recompensa, sino también para comprender mejor lo que estudias. Así que, toma nota de los consejos que preparamos para ti.

Lo fundamental

  • El rendimiento académico no solo está determinado por la información cuantitativa (notas), sino también cualitativa (valoraciones personales) (1).
  • Las estrategias de aprendizaje son clave para llevar a cabo con éxito tus tareas. Incluyen: actividades de selección y organización de información, repaso, anotaciones y creación de un ambiente de estudio adecuado.
  • El conocimiento sin comprensión no existe (2). De allí que, la productividad en el estudio es necesaria para garantizar la calidad del aprendizaje.

¿Por qué sacar buenas notas?

Las calificaciones representan para las instituciones educativas uno de los sistemas más importantes para evaluar el desempeño académico. Sacar buenas notas no solo te permite aprobar cada semestre. Además, son de gran ayuda para tu futuro profesional.

Por ejemplo, cuando obtienes un promedio alto de notas las universidades te brindan la posibilidad de tener una beca que financie tus estudios. Por si fuera poco, también genera una gran satisfacción intelectual y realización personal. Aspectos que contribuyen a un mejor estado mental y emocional.

7 consejos para conseguir buenas notas

Sacar buenas notas es posible gracias a conductas y actividades mentales como la atención, el repaso y el uso de métodos de aprendizaje. Al mismo tiempo, depende de tu capacidad de adaptación y el valor que le atribuyas al estudio (4). Veamos algunos consejos:

chica estudiando

Las buenas notas deben corresponder a procesos eficaces de aprendizaje [kb_citation id="3"]. (Fuente: Giftpunditscom: 1326947 / pexels.com)

Establece metas de aprendizaje altas

Una meta académica es un estilo motivacional integrado de creencias y sentimientos que dirigen lo que haces en el ámbito educativo (4). Se agrupan en dos áreas: aprendizaje y rendimiento o resultado.

En primer lugar, las metas de aprendizaje se basan en la adquisición de nuevas habilidades, la mejora de los conocimientos y el dominio de las tareas(4, 5). Existen varios tipos:

Relacionadas con las tareas Autovaloración dirigida al “yo” Valoración social Consecución de recompensas externas
Carácter motivacional. Vinculadas con la autoestima. Comportamiento psicosocial. Obtención de premios o evasión del castigo o pérdida de objetos preciados.
Tipos: de competencia, se trata incrementar la capacidad. Intrínsecas, el interés está en la tarea más que en la habilidad. De control, se experimenta cierta autonomía. Tipos: de logro, tendencia a lograr buenas calificaciones y avanzar en los estudios. De miedo, se trata de evitar las experiencias negativas en el aprendizaje. Se busca la aprobación y evadir el rechazo por parte de padres, profesores y compañeros. N/A.

En segundo lugar, los alumnos con metas de rendimiento dedican tiempo y esfuerzo al estudio. Pero, no están preocupados por profundizar en la información o elaborar razonamientos propios. Además, tienden a vivir con mayor ansiedad (5, 6). Esto es lo que debes evitar al definir tus objetivos.

Por consiguiente, procura establecer metas de aprendizaje altas. De esta forma, percibirás las tareas como una invitación a conseguir algo, un desafío o una oportunidad para adquirir mayor competencia. Sobre todo, podrás disfrutar de una sensación de control personal y vivir una experiencia más agradable.

Identifica cuál es el método de estudio más adecuado para ti

Otra de las claves para pasar cualquier examen con buenas notas es aprender cómo se estudia. Ciertamente, debes ser consciente del modo en el que estás aprendiendo. Los métodos de estudio te permiten establecer, ordenar y ejecutar los pasos necesarios para que obtengas el respectivo conocimiento en el más alto nivel de comprensión (2).

Cada estudiante tiene su propia estructura intelectual (6). Así que, no te compares y ve a tu ritmo. No todas las personas pueden aprender del mismo modo ni tienen las mismas metas.

Al momento de elegir cuál método es mejor hazte las siguientes preguntas: ¿qué es lo que más me interesa?, ¿qué técnicas me ayudarán a lograr mis objetivos académicos?, ¿con qué recursos me siento más cómodo a la hora de estudiar? De esta manera, desarrollarás confianza en tu capacidad de aprendizaje y eliminarás las tensiones que esto conlleva (7).

¡Organízate!

La organización es la clave de la productividad. En este sentido, debes elegir el espacio adecuado para estudiar, mantenerlo ordenado y planificar tu tiempo.

papeles desorganizados

Un buen alumno no es aquel que estudia más, sino aquel que mejor lo hace dominando las estrategias de aprendizaje. (Fuente: Cottonbro: 4778611/ pexels.com)

¿Qué considerar al elegir un lugar de estudio?

  • Lo más recomendable es un lugar independiente de la alcoba. No debe haber distracciones o ruidos excesivos.
  • Elige una silla ergonómica que mantenga tu postura erguida y un escritorio espacioso para colocar tus materiales de trabajo.
  • La mejor luz para estudiar es la luz natural. Aunque, si es de noche, usa luz artificial indirecta.
  • La temperatura es otro factor determinante. El frío extremo te conduce a la falta de concentración y las altas temperaturas producen somnolencia. Según expertos, la temperatura óptima es de 15 a 21°C (2).
  • Asegúrate de que tenga un sistema de ventilación que expulse el aire viciado y a su vez provea aire fresco.

¿Cómo ordenar mi lugar de estudio?

A la hora de estudiar, casi siempre perdemos tiempo limpiando y ordenando. Esto no debe suceder. El orden es una necesidad, pues, favorece la continuidad de tus pensamientos y reflexiones (2). Por ello:

  • Limpia y sacude el polvo de tus libros, equipos electrónicos, etc.
  • Evita dejar residuos de alimentos en la mesa de trabajo.
  • Mantén el escritorio despejado de objetos innecesarios y organiza el material de estudio según su orden de prioridad.
  • Si el material está digitalizado, organízalo por carpetas de manera que puedas ubicarlos fácilmente en el computador.
  • Tu casillero y mochila también deben estar ordenados y limpios.

¿Cómo usar eficazmente mi tiempo de estudio?

Seguro piensas que, si inviertes más horas de estudio, aprenderás mejor y aumentarás tus calificaciones. Es falso. No se trata de la cantidad de tiempo, si no cuán productivo eres en el proceso.

La productividad en el estudio es un conjunto armónico de tres variables:

  • Cantidad de tiempo
  • Calidad del conocimiento
  • Ahorro de energía.

Esto es importante si quieres alcanzar el nivel óptimo en el menor tiempo posible (2). Para mejorarla sigue estos pasos:

  1. Define tus prioridades y concéntrate en el proceso.
  2. Establece un horario de estudio.
  3. Usa una agenda para registrar las fechas de tus evaluaciones. En la era digital no hay excusas para no hacerlo. Luego, planifica cómo y cuándo estudiar.
  4. Comienza por las tareas más difíciles y alterna los temas más atractivos o breves con los más densos.
  5. Si tienes que entregar un proyecto muy extenso, hazlo por partes. Así, garantizarás la calidad del mismo y el proceso será menos difícil.
  6. Ten pequeños intervalos de descanso en los que disfrutes de un delicioso postre, escuches música o respires aire fresco. La idea es que por cada hora tengas al menos 10 minutos de reposo.
  7. Equilibra tus asignaturas con las actividades extracurriculares. No te sobrecargues de responsabilidades. Abarcar muchas cosas a la vez hará que tus notas bajen y tu tiempo sea limitado.
estudiando con café

El tiempo es un factor que puede jugarte en contra si no lo sabes administrar. Por eso debes emplearlo con eficacia[kb_citation id="6"]. (Fuente: Catalog: 505eectW54k / unplash.com)

Mejora tu técnica de lectura

¿A veces sientes que lees todo un texto y no retienes nada? Esto ocurre porque tu nivel de lectura no es el apropiado. En su mayoría, hacemos una lectura mecánica que por sí sola es incompleta. Cuando deberíamos realizar una de tipo conceptual, que es la que provee las ideas, conceptos y conocimientos en general (2).

Sabemos que ocasionalmente puede resultarte aburrido y más con tantos recursos audiovisuales alternativos. Sin embargo, la lectura ayuda a desarrollar el espíritu crítico y racional, al igual que un léxico adecuado (2).

¿Cómo logramos leer eficazmente? La lectura requiere como condición mínima la concentración, las anotaciones y la conceptualización (2). Esto significa que dicha actividad exige un esfuerzo que asegure la percepción y la toma de conciencia de lo que se lee.

Debes aprender a ser un lector activo. Después de leer un párrafo, repásalo mentalmente. Pasado un tiempo, léelo de nuevo y memoriza las ideas fundamentales.

Los apuntes y resúmenes son grandes aliados

La toma de notas es un proceso viso-audio-motor en el cual intervienen al menos tres sentidos (2). En general, sirve para fijar conocimientos y ayudarte a entender lo que el profesor considera relevante.

No se trata de escribir todo lo que lees u oyes, sino de determinar los puntos clave de cada lección y utilizar palabras de tu vocabulario para explicarlo. Puesto que, dicha actividad exige rapidez y precisión emplea recursos como los símbolos, el sistema taquigráfico y las abreviaturas. En este sentido:

  • Establece y estandariza tu propio sistema de símbolos con los que reemplaces palabras o frases (8).
  • Utiliza esquemas o diagramas para los conceptos y clasificaciones.
  • Al finalizar la clase, organiza y reescribe los apuntes.
  • La cantidad de notas varía según las circunstancias, pero no te excedas.

En otro orden de ideas, la elaboración de resúmenes es una técnica que aumenta la capacidad de recepción y de organización de datos (2). Con ello, reducirás un tema amplio para tener una visión global y comprensión integral. Según tus necesidades, puedes elegir entre los dos tipos de resúmenes:

Esquemático Orgánico
Comprensión global y rápida de un tema. Comprensión fundamental del tema.
Se prescinde de las explicaciones y su apariencia es la de un cuadro sinóptico. Compilación ordenada de las ideas principales acerca de un tema extenso.
Ayuda a la memorización. Facilita la comprensión.

Para que tu resumen proporcione bueno resultados debes:

  1. Prescindir de explicaciones secundarias y ejemplos.
  2. Redactarlo de forma simple y con el uso de sinónimos.
  3. No debe tener ideas propias o comentarios personales.

Asiste y participa en clase

La forma más sencilla de sacar buenas notas es asistir a clase. Los profesores toman en cuenta tu asistencia a la hora de puntuarte. Esto es porque, es el momento para lograr la recepción de información básica y datos complementarios. Sin embargo, no es suficiente si asumes una actitud pasiva. Así pues, debes ser entusiasta y participativo.

Basados en la premisa anterior, procura intervenir y aportar ideas en los debates. Para ello, haz una lectura previa del material a discutir. Al inicio de cada semestre, los profesores especifican todo el contenido a estudiar. Por lo que, puedes sacar ventaja de ello.

Asimismo, pregunta si algo no te queda claro. Todos sentimos vergüenza al hacerlo, sobre todo porque creemos que la respuesta es obvia. Solo recuerda, es mejor pasar por ignorante un instante que el resto de la vida. ¡Anímate! Plantea tus dudas. Ese es el momento para aclararlas.

chica estudiando

La lectura es uno de los procesos más importantes para el éxito académico y conseguir buenas notas. (Fuente: Zhan: 1698485 / pexels.com)

Come saludable, duerme bien y haz ejercicio

La vida como estudiante puede ser muy estresante con poco tiempo para descansar o comer apropiadamente. Muchas veces enfermamos por el sedentarismo, la mala alimentación y la falta de sueño (2).

En esto debes prestar especial atención. Aun cuando domines todas las técnicas de estudio y sigas al pie de la letra los consejos anteriores, no lograrás obtener un buen resultado si no tienes las condiciones físicas necesarias.

Respecto a la alimentación, expertos afirman que debes regular la cantidad y calidad de comidas según tus necesidades nutricionales (2). Igualmente, estudios han comprobado que el sueño tiene relación con la excelencia académica. Esto viene dado porque dormir es esencial para ayudar a mantener el buen humor, la motivación, la atención, la memoria y el desempeño cognitivo (9).

Dicho esto, si quieres un buen rendimiento académico:

  • Convierte en un hábito el ejercicio físico.
  • Establece y cumple un horario para dormir. 7 u 8 horas de sueño son suficientes.
  • Come un desayuno nutritivo todas las mañanas.
  • Procura merendar entre clases con algo de fruta, jugos naturales o frutos secos.
  • Evita el consumo de alcohol y estupefacientes. Estos afectan tus capacidades cognitivas.
chica estudiando

Las jornadas de estudio muy extensas pueden perjudicar tanto tu salud como tus notas. (Fuente: Energepiccom: 313690 / pexels.com)

Otras recomendaciones para conseguir buenas notas

Lo expuesto anteriormente puedes complementarlo con las siguientes sugerencias para maximizar tus posibilidades de lograr buenas notas:

  • Estudia en grupo o asiste a asesorías. Las discusiones grupales enriquecen tu proceso de aprendizaje (3).
  • Familiarízate con la metodología de tus profesores. Conoce los objetivos de la asignatura y los criterios de evaluación.
  • No cometas plagio. Si no lograste terminar un trabajo a tiempo, sincérate con tu profesor y plantea una solución al problema. El camino más fácil no siempre es el correcto.
  • Esfuérzate y anímate a ser mejor todos los días. En situaciones en las que el estudio es poco interesante, otras razones distintas al interés por la tarea podrían ser un poderoso incentivo para promover y sostener tu compromiso académico.

¿Cómo ayudar a los estudiantes a sacar buenas notas?

Si bien el logro de buenas notas depende mayormente del estudiante, existen factores y/o actores externos que influyen en el rendimiento académico de los mismos. Si eres madre, padre o profesor e intentas buscar herramientas para ayudar a tus hijos o alumnos a lograr calificaciones altas, lee este segmento con mucha atención.

alumnos en clase

Una mayor cercanía entre profesores y alumnos junto con una mayor motivación y participación en su proceso de aprendizaje favorecerán el logro de buenas notas. (Fuente: Fischer: 5212329 / pexels.com)

Rol de la familia

Siempre hemos escuchado que la educación comienza en casa. Existe evidencia sólida de que los aspectos de las interrelaciones familiares determinan el rendimiento académico de los hijos desde la infancia hasta la adultez (8, 10).

Los procesos que los vinculan son: el intercambio verbal, las expectativas familiares sobre el desempeño académico y las creencias de los padres acerca de sus hijos. También, las atribuciones al comportamiento de ellos y las estrategias de control y disciplina (10).

En este sentido, anímalos a aprender y valorar el conocimiento. Consecuentemente, sus notas mejorarán. Algunos estudios concluyeron que aquellos niños y niñas que son entrenados en cómo llevar a cabo su proceso de estudio personal, presentaron los índices de ajuste social y rendimiento académico más altos(7, 10).

Rol de los profesores e instituciones educativas

La exigencia y el involucramiento de los maestros o las instituciones educativas, tiene efectos muy significativos en los procesos escolares de los estudiantes(10). Por esta razón, reforzar la autopercepción positiva y la inteligencia emocional de los alumnos debe ser una meta preferente de la educación(1).

Richard Fenker - Psicólogo

"En los institutos nos enseñan que aprender es alcanzar ciertas metas: pasar exámenes, terminar tareas, completar clases, conseguir un diploma. No prestan prácticamente ninguna atención al modo en que se logran estas metas, a la naturaleza del proceso de aprendizaje [kb_citation id="6"]".

¿Se puede sacar buenas notas sin estudiar?

Realmente no. Lo contrario a emplear un método de estudio es “estudiar al azar”. Esto solo puede producir la buena o mala suerte para adquirir un poco de conocimiento, sin la comprensión necesaria (2).

Es cierto que, con solo escuchar la clase o hacer lo mínimo en los trabajos puedes aprobar. Sin embargo, no aseguras un puntaje alto. Las buenas notas no se consiguen por inercia. Se requiere de voluntad, esfuerzo y tiempo de estudio.

Craig Wright Profesor en la Universidad de Yale
” El coeficiente intelectual y las notas académicas están sobrevalorados” (…) Creo que lo más importante es el esfuerzo. (…) La pasión es un motor que se manifiesta como trabajo duro (…). Así que, diría que es importante incentivar las pasiones” [kb_citation id="11"]

Resumen

En sí, conseguir buenas notas no es tan complicado. Lo difícil es lograrlo con un buen nivel de conocimiento y madurez académica. Los estudiantes que obtienen excelentes calificaciones tienen un gran sentido de la responsabilidad, disciplina y entusiasmo. Por esta razón, debes comprometerte con el aprendizaje.

Hay ocasiones en las que tendrás notas bajas. Eso es normal, no te desanimes. Lo que no está bien es presionarte por factores externos o rendirte. Enfócate en lo esencial. Mientras menos concentrado estés en el puntaje, mejor rendimiento mostrarás. Porque no aprenderás solo para un examen, sino para toda la vida y eso tiene más valor.

Como dice Fenker, “el estudiar es igual que viajar”. Disfruta del recorrido y presta atención a las sorpresas que te depara esta aventura. Si en el camino hay obstáculos, supéralos con optimismo y sigue adelante. El destino final es realmente maravilloso.

(Fuente de la imagen destacada: dolgachov: 22184834/ 123rf)

References (11)

  1. Estudio comparativo
    Fernández-Lasarte O, Ramos-Díaz E, Palacios EG, Rodríguez-Fernández A. Estudio comparativo entre educación superior y media: efecto del apoyo social percibido, el autoconcepto y la inteligencia emocional en el rendimiento académico. Educación XX1 [Internet] 2019 [Consultado 30 Mar 2021]; 22(2).
    Link
    Link
  2. Libro especializado
    Hernández Díaz F. Metodología del estudio. Cómo estudiar con rapidez y eficacia. 2° ed. Colombia: McGRAW-HILL INTERAMERICANA, S. A.; 1996.
  3. Reflexiones pedagógicas
    Ordóñez CL, Mejía JF, Castellanos S. Percepciones estudiantiles sobre el fraude académico: hallazgos y reflexiones pedagógicas. Revista de Estudios Sociales [Internet] 2006 [Consultado 30 Mar 2021]; (23): 37-44.
    Link
    Link
  4. Artículo científico
    Barca-Lozano A, Almeida LS, Porto-Rioboo AM, Peralbo-Uzquiano M, Brenlla-Blanco JC. Motivación escolar y rendimiento: impacto de metas académicas, de estrategias de aprendizaje y autoeficacia. An de Psicol [Internet] 2012 [Consultado 30 Mar 2021]; 28(3): 848-859.
    Link
    Link
  5. Estudio científico
    Rodríguez DR, Rosquete RG. Relación entre perfil motivacional y rendimiento académico en Educación Secundaria Obligatoria. Estudios sobre educación [Internet] 2018 [Consultado 30 Mar 2021]; 34: 199-217.
    Link
    Link
  6. Libro especializado
    Fenker RM, Mullins R. Cómo estudiar y aprender más y mejor en menos tiempo. Madrid: EDAF; 1984.
  7. Artículo científico
    Rosário P, Lourenço A, Paiva MO, Núñez JC, Pienda JAG, Valle A. Autoeficacia y utilidad percibida como condiciones necesarias para un aprendizaje académico autorregulado. An de Psicol [Internet] 2012 [Consultado 30 Mar 2021]; 28(1): 37-44.
    Link
    Link
  8. Artículo científico
    Lozano González L, González-Pienda JA, Núñez Pérez JC, Lozano Fernández LM, Álvarez Pérez L. Estrategias de aprendizaje, género y rendimiento académico. Revista Galego-Portuguesa de Psicoloxía e Educación [Internet] 2001 [Consultado 31 Mar 2021]; 7(5).
    Link
    Link
  9. Estudio científico
    Baert S, Omey E, Verhaest D, Vermeir A. Mister Sandman, bring me good marks! On the relationship between sleep quality and academic achievement. Soc Sci Med [Internet] 2015 [Consultado 30 Mar 2021]; 130: 91-98.
    Link
    Link
  10. Artículo académico
    Casarín AV, Infante T. Familia y rendimiento académico. Revista de educación y desarrollo [Internet] 2006 [Consultado 31 Mar 2021]; 5: 55-59.
    Link
    Link
  11. Entrevista periodística
    Pais A. Cuáles son los "hábitos ocultos de los genios" según el profesor que enseña el "curso de genialidad" en Yale. BBC News Mundo. [Internet]. 2021 [Consultado 1 Abr 2021].
    Link
    Link

+ No hay comentarios

Añade el tuyo.