La importancia de la disciplina en la educación


La cuestión de la disciplina en la educación no está exenta de controversia. Por lo tanto, existe una puja entre los distintos modelos que se pueden implantar. Multitud de estudios avalan desde las posiciones más rígidas a las más tolerantes. En lo que sí están de acuerdo las diversas investigaciones, es en la importancia de implantar unas reglas en la relación entre profesor y alumno.

Las normas que rigen el aula se pueden interpretar como una extensión de la educación en el núcleo familiar. Brindan la posibilidad a los alumnos de experimentar habilidades de autorregulación. También de control emocional y capacidades sociales. Mantener unas reglas mínimas de comportamiento determinará el carácter futuro de los niños. Por ello, en este artículo, te informaremos todos los detalles sobre la disciplina educacional. Será importante que prestes mucha atención. ¿Comenzamos?

Lo fundamental

  • El tema de la disciplina en la escuela representa el talón de Aquiles en la tarea educativa de cualquier sociedad escolarizada. La obra de Curwin y Mendler, “Disciplina con dignidad”, propone un modelo de disciplina basado en la responsabilidad y la consecuencia (1).
  • La disciplina se considera uno de los valores básicos de la educación. Los aprendizajes adquiridos a través de la disciplina tendrán una gran influencia en el desarrollo futuro del niño.
  • La escuela le proporciona al niño las pautas para convertirse en un adulto sano en aspectos psicológicos y emocionales. El mal comportamiento enseñará al niño que las acciones sí tienen consecuencias.

Lo que debes saber sobre la disciplina en la educación

La disciplina en el aula es la manera de establecer límites y normas para el comportamiento de los alumnos,. Se considera una condición básica para que pueda llevarse a cabo la enseñanza. Aquí te ofrecemos algunas de las cuestiones que pueden interesar a padres, profesores y alumnos.

maestro en clase

La disciplina en clase se considera una prolongación de la educación de los padres en el núcleo familiar. (Fuente: max fischer: 5212345/ pexels)

¿Qué es la disciplina escolar?

La diversidad de significados que implica la expresión “disciplina escolar” es de primordial importancia. Alguno de los significados de esta expresión se asocian al control y las normas. También a la rigidez, los castigos y a la idiosincrasia militar. De esta forma, para algunos será sinónimo de penitencia, regaño o sermón. Aun así, otros la definen como un conjunto de normas que hay que cumplir para el manejo y control de un grupo de personas (2).

Dentro de la escuela, con la disciplina el profesor logra enseñar y el alumno logra aprender. Dos logros en perfecta correspondencia. En ellos reside gran parte del éxito de la labor educativa en el aula. La disciplina es, por tanto, uno de los valores básicos de la educación (4).

¿Qué se considera falta de disciplina o infracción?

Conseguir la disciplina en el aula es una de las principales preocupaciones de los profesores. ¿Cómo puede ser expresada la disciplina en una institución educativa? Como un comportamiento por el cual un alumno se rige por las leyes del respeto hacia el profesor y los compañeros del aula. Por lo tanto, la indisciplina es la falta de disciplina, por la cual se altera la regla de oro: dar respeto y atención al educador en la institución (5).

De igual forma, la conducta de un alumno se puede considerar infracción o no, dependiendo de diversos factores:. Por ejemplo, del momento en que se dé la acción, el lugar y las personas ante las que realice la acción. También las características personales del alumno y quién sea el afectado (6).

¿Qué pautas seguir para implantar la disciplina en el aula?

El profesor se enfrenta a problemas disciplinarios cada vez más frecuentes dentro del aula. La ayuda para resolverlos es poco formal y casi nunca sistemática. En la mayoría de los casos, los profesores se apoyan en sus habilidades innatas. También en los medios institucionales que tienen a mano. Aquí dejamos algunas orientaciones de cómo alcanzar la disciplina en aula (8).

Primera orientación

  • En primer lugar, no existe una receta ni una forma única de solucionar un conflicto. Lo que puede funcionar con un niño, puede que no funcione con otro. El profesor puede aprender a manejar varios de los problemas conductuales que se presentan en el aula de manera positiva y justa. Así, la disciplina se convierte en una estrategia de aprendizaje y desarrollo, tanto para el alumno como para el mismo.
  • También es importante la manera que tienen los adultos de instruir y corregir a los niños. Para aprender el modelo disciplinario, hay que aplicarlo. Hay que confiar en las capacidades, usar el ingenio y el sentido común. Además de aprender de los errores y los aciertos. Saber lo que se tiene que hacer habilita para saber cómo hacerlo (9).

Segunda orientación

  • Existen mecanismos tradicionales para implantar la disciplina. Uno de ellos es la acreditación del profesor como figura legítima. Estas se refieren a la entrega de trabajos cuando los pide el profesor de la asignatura. Esta última es una forma de que el alumno trabaje y tenga continuidad en la tarea.
  • Respecto a la convivencia, el clima de trabajo se basará en el diálogo y el respeto mutuo. Además, habrá un listado de actos prohibidos. Estos son salir en horario de clase y no alterar el dictado de la clase, entre otros.
  • Como resultado, se habla de “reglamento interno del aula”. Los alumnos se comprometen a cumplirlo, con pena de ser castigados (10).
  • Como consecuencia, el docente siente que en ese único acto se erige como responsable de hacer cumplir las pautas. Los estudiantes, en cambio, lo visualizan como un trámite al que deben obedecer. Es que administrativamente se notifica a los padres (11).

Tercera orientación

  • Conseguir la disciplina, no significa lograr un amaestramiento de los alumnos, sino que es algo muy distinto. Conseguir la disciplina es mucho más que mantener interesados a los alumnos para poder impartir la clase sin perturbaciones de ningún tipo (12).
  • Conseguir dicha disciplina, significa lograr que cada alumno tenga sus razones para aceptar y querer el control de sí mismo. Esto vendría traducido en un orden y una conducta adecuada. No se consigue con la aplicación de un reglamento de conducta y un listado de sanciones en mano. Tampoco se consigue avergonzando a los alumnos o recurriendo al miedo. Ni sin esfuerzo personal por parte del profesor (13).
  • Se trata de que los alumnos sean disciplinados, porque quieren y pueden por su cuenta decidir ser disciplinados. Esta es la manera más eficaz y duradera de conseguir la disciplina en el aula. Sin embargo, es también la más difícil y que más tiempo reclama al profesor. Requiere de muchas conversaciones personales serenas y profundas. También de una cierta madurez por parte de los alumnos (14).
maestro en aula

Un ambiente caótico en el aula es un impedimento para que se den la enseñanza y el aprendizaje. (Fuente: Tima miroshnichenko: 5428155/ pexels)

¿Cuáles son las fuentes de conflicto en el aula?

La conducta conflictiva es aquella que influye negativamente en el proceso docente. Por ende, supone un grave trastorno para el normal desarrollo de la vida escolar. Asimismo, la conducta conflictiva es aquella que genera conflictos (15).

Las fuentes de conflictividad en el aula y la escuela son (16):

  • Métodos inadecuados de enseñanza
  • Profesores con modelos incongruentes de autoridad
  • Procedimientos poco claros de normativa escolar
  • La ausencia de un plan de disciplina en el aula
  • problemas familiares, entre otros

¿Qué tipos de disciplina existen?

El concepto de disciplina es muy variado. Lo que más diferencia a un método de otro son la filosofía y los valores que lo sustentan. En algunas escuelas tienen estilos más estrictos y en otras dan más libertad a los alumnos. Así encontramos métodos disciplinarios completamente opuestos entre sí (17).

Métodos Características
Método dictatorial En esta disciplina los chicos saben lo que se espera de ellos, aunque en general siguen las reglas por temor. No están convencidos de que sea lo mejor o más adecuado. Esto puede conducirlos a la total sumisión o a la rebeldía.
Método permisivo Dan libertad sin límites y complacen a los niños en todo, evitando enfrentarlos a situaciones de conflicto. Les provoca no saber qué se espera de ellos, ya que no aprenden a seguir reglas y a identificarlas en los diferentes contextos.
Método ecuánime Para evitar caer en los extremos, hay que preguntarse si se es demasiado severo. O, por el contrario, demasiado permisivo. Si se quiere lograr el aprendizaje en los alumnos a través de un tipo de disciplina, se ha de ser ecuánime al tomar decisiones. Es para corregirlos cuando cometan faltas.

¿Qué importancia tiene la disciplina escolar?

Una de las cuestiones fundamentales es la relevancia que tiene la disciplina en la escuela. Los maestros están de acuerdo con el hecho de que en la escuela los alumnos no solo aprenden contenidos. También aprenden a socializar, compartir, competir y solucionar conflictos. Así como enfrentar retos, seguir reglas, asumir roles y adquirir códigos morales y éticos (18).

El maestro tiene un papel importante por el tipo de autoridad que ejerce. Esta le permite resolver problemas conductuales y conflictos. Puede convertirse en mediador y modelo para que el niño desarrolle estrategias. Así podrá resolver problemas, tomar decisiones objetivas y autorregularse (19).

¿Es la disciplina una necesidad?

Para educar es imprescindible un clima de orden, paz y sosiego. Solo se consigue cuando la convivencia entre quien educa y el educado es correcta y adecuada. La disciplina no es un objetivo, sino un medio que permite enseñar y educar. Su misión es ayudar a que la convivencia entre todos los miembros de la comunidad escolar sea la mejor posible (22).

En definitiva, la disciplina afecta al aprendizaje. Es tan necesaria para los alumnos como lo es para los profesores. Además, el alumno no solo aprende contenidos. Aprende algo muy importante: respetar, en el sentido más amplio de la palabra, al profesor y a sus iguales (23).

La importancia del respeto

El respeto es la madre de todas las virtudes, dado que constituye la actitud fundamental que presuponen todas ellas. Por eso, la actitud básica que supone el respeto constituye, ya de por sí, algo indispensable para un entendimiento adecuado (25).

amigos en clases

Si ampliamos los objetivos de la disciplina, podemos aprovecharla para dejar una huella más profunda en los alumnos. (Fuente: Buro millennial: 1438072/ pexels)

Un modelo de disciplina tridimensional en el aula

La disciplina tridimensional está compuesta de tres dimensiones: prevenir, actuar y resolver los problemas de comportamiento. Estas son las fases de la intervención que sugieren a los profesores para realizar la educación en la disciplina.

El resultado de construir en colectivo el plan de disciplina, contribuiría a mejorar la coherencia en el manejo de la autoridad. Esto se traduce en beneficio de la percepción que los alumnos pueden tener de la normativa escolar (27).

Conclusión

La falta de disciplina impide que el profesor pueda enseñar a sus alumnos. Además, limita a los estudiantes en todo lo que son capaces de aprender. El maestro se convierte así en la autoridad que resuelve los problemas conductuales y conflictos. Aplica la disciplina para que el alumno se desarrolle y alcance el aprendizaje.

El respeto al maestro y compañeros es fundamental para un desarrollo armónico de la enseñanza. Así, los alumnos no solo aprenden contenidos. Además, adquieren valores para la convivencia en sociedad. Estos les servirán para todos los ámbitos de su vida.

(Fuente de la imagen destacada: pexels: 261895/ pixabay)

References (27)

  1. Artículo científico
    Richard Curwin y Allen Mendler, Disciplina con dignidad, 2003
    Link
    Link
  2. Artículo especializado
    Elizabeth Díaz de León Lara, La importancia de la disciplina en la educación primaria y su influencia en el aprendizaje, 1997
    Link
    Link
  3. Ensayo
    Elizabeth Díaz de León Lara, La importancia de la disciplina en la educación primaria y su influencia en el aprendizaje, 1997
    Link
    Link
  4. Artículo especializado
    María Rosa Espot y Jaime Nubiola, La disciplina en el aula, Vanguardia Educativa (Monterrey, México), nº 19, 2015
    Link
    Link
  5. Artículo especializado
    Vanessa Onetti, La disciplina educativa, Csif, 2011
    Link
    Link
  6. Artículo especializado
    Chris Watkins y Patsy Wagner, La disciplina escolar, 1991, Ediciones Paidós
    Link
    Link
  7. Artículo especializado
    Chris Watkins y Patsy Wagner, La disciplina escolar, 1991, Ediciones Paidós
    Link
    Link
  8. Artículo especializado
    Claudia de la Mora Solís, Disciplina en el aula, 2015
    Link
    Link
  9. Artículo especializado
    Claudia de la Mora Solís, Disciplina en el aula, 2015
    Link
    Link
  10. Artículo especi
    María Claudia Sús, Convivencia o disciplina. ¿Qué está pasando en la escuela?, Revista Mexicana de Investigación Educativa, vol. 10, núm. 27, 2005
    Link
    Link
  11. Ensayo
    María Claudia Sús, Convivencia o disciplina. ¿Qué está pasando en la escuela?, Revista Mexicana de Investigación Educativa, vol. 10, núm. 27, 2005
    Link
    Link
  12. Artículo especializado
    María Rosa Espot y Jaime Nubiola, La disciplina en el aula, Vanguardia Educativa (Monterrey, México), nº 19, 2015
    Link
    Link
  13. Artículo especializado
    María Rosa Espot y Jaime Nubiola, La disciplina en el aula, Vanguardia Educativa (Monterrey, México), nº 19, 2015
    Link
    Link
  14. Artículo especializado
    María Rosa Espot y Jaime Nubiola, La disciplina en el aula, Vanguardia Educativa (Monterrey, México), nº 19, 2015
    Link
    Link
  15. Artículo especializado
    Chris Watkins y Patsy Wagner, La disciplina escolar, 1991, Ediciones Paidós
    Link
    Link
  16. Ensayo
    Richard Curwin y Allen Mendler, Disciplina con dignidad, 2003
    Link
    Link
  17. Libro
    Claudia de la Mora Solís, Disciplina en el aula, 2015
    Link
    Link
  18. Libro
    Claudia de la Mora Solís, Disciplina en el aula, 2015
    Link
    Link
  19. Libro
    Claudia de la Mora Solís, Disciplina en el aula, 2015
    Link
    Link
  20. Libro
    Claudia de la Mora Solís, Disciplina en el aula, 2015
    Link
    Link
  21. Libro
    Claudia de la Mora Solís, Disciplina en el aula, 2015
    Link
    Link
  22. Artículo especializado
    María Rosa Espot y Jaime Nubiola, La disciplina en el aula, Vanguardia Educativa (Monterrey, México), nº 19, 2015
    Link
    Link
  23. Artículo especializado
    María Rosa Espot y Jaime Nubiola, La disciplina en el aula, Vanguardia Educativa (Monterrey, México), nº 19, 2015
    Link
    Link
  24. Artículo especializado
    María Rosa Espot y Jaime Nubiola, La disciplina en el aula, Vanguardia Educativa (Monterrey, México), nº 19, 2015
    Link
    Link
  25. Ensayo
    Dietrich von Hildebrand, La importancia del respeto en la educación, 1974
    Link
    Link
  26. Ensayo
    María Claudia Sús, Convivencia o disciplina. ¿Qué está pasando en la escuela?, Revista Mexicana de Investigación Educativa, vol. 10, núm. 27, 2005
    Link
    Link
  27. Ensayo
    Richard Curwin y Allen Mendler, Disciplina con dignidad, 2003
    Link
    Link

+ No hay comentarios

Añade el tuyo.