¿Cómo ser un buen padre?


Pensando en la labor de ser padre es muy lógico que te surjan dudas. Te haces muchas preguntas y no sabes si vas a lograr hacerlo bien. Una de las cuestiones más frecuentes es: ¿cómo ser un buen padre? Además de muchas otras típicas de padres novatos.

En este artículo te vamos a indicar algunos consejos esenciales que has que tener en cuenta. Todo requiere de tiempo y esfuerzo, pero la experiencia nos dice que es primordial seguir estos consejos para conseguirlo. Te recomendamos que leas nuestro artículo detalladamente.

Lo más importante

  • La educación es la parte esencial que debes enseñar a tus hijos desde bien pequeños. Es la base para la convivencia y el bienestar en nuestra sociedad.
  • La comunicación y escucha hacia tus hijos es fundamental para conseguir ser un buen padre. Los niños pequeños lo aprenden todo muy rápidamente. Si desde el principio te sabes comunicar con ellos, les estarás dando la confianza para que ellos también se comuniquen contigo.
  • Tienes que hablarles con amor y cariño. Nunca les grites, ya que se consigue mucho menos y puede conllevar más aspectos negativos que positivos.

10 consejos imprescindibles para conseguir ser un buen padre

A continuación, vamos a explicarte las claves para poder ser un buen padre. Todo requiere un esfuerzo y, como te imaginarás, los resultados no se ven de un día para el otro. Pero si sigues estos consejos, seguro que pronto lo consigues. Antes de empezar a explicar detalladamente cada uno de ellos, te dejamos una tabla resumen con los comportamientos positivos y negativos de los que hablaremos. ¡Ánimo y adelante!

Lo que debes hacer Lo que no debes hacer
Comunicarte, escuchar y resolver dudas
Demostrar afecto, amor y cariño
Darles ejemplo
Pasar tiempo con ellos y elogiar sus logros
Comparar a tus hijos con los demás X
Establecer límites y ser coherente
Sobreprotegerlos X
Gritarles X
Educarles
Tener cuidado con tus expectativas

Comunícate, escucha a tus hijos y resuelve sus dudas

La comunicación con los hijos es uno de los aspectos más importantes que nos encontramos. Mediante la comunicación, tus hijos pueden transmitirte todo aquello que te quieran hacer saber. Cuando son pequeños, todo lo que te quiera comunicar es de vital importancia. Mediante la comunicación también aprenden y nosotros aprendemos de ellos.

Para ser un buen padre, además de comunicarte con tus hijos, tienes que escucharlos y resolver aquellas dudas que les puedan surgir. Asimismo, nosotros como adultos debemos compartir sus pensamientos y emociones de forma que se establezca una confianza y un vínculo estrecho.

familia de vacaciones

El diálogo entre padres e hijos es algo esencial. (Fuente: trendsetter images: 33092101 / 123rf.com)

Demuestra afecto, amor y cariño

Manifestar amor y cariño por los hijos es algo esencial, haciéndolos sentir queridos y aceptados. Hay estudios que han demostrado que, el hecho de que los padres muestren actos de cariño y afecto por sus hijos, mejora el nivel de felicidad y autoestima en estos últimos.

Tienes que demostrarles tu amor con cariño y, de esta manera, ellos también aprenden a demostrarlo  de manera similar,

Dales ejemplo

Un buen padre da buen ejemplo a sus hijos con sus actos. Los niños, desde bien pequeños, aprenden e imitan lo que ven. Es por ello, que si quieres que tus hijos tengan buenos modales y actúen como te gustaría, tienes que empezar haciéndolo tú.

Cuando empiezan a ser mayores, tienes que enseñarles, por ejemplo, a realizar las tareas de hogar, ayudar a poner la mesa, ayudar a los hermanos y siempre usar buenas palabras. El niño observa todos los comportamientos de sus referentes y los copian.

familia en computadora

Ser un buen padre no se consigue de un día para otro, sino que requiere de constancia y esfuerzo. (Fuente: fizkes: 116886861/ 123rf.com)

Pasa tiempo con ellos y elogia sus logros

Entendemos que el trabajo muchas veces no te permite dedicarle el tiempo que te gustaría a tus hijos. En los momentos libres no te limites a ver tele o al móvil, inclúyelo en tus tiempos de descanso y crea espacios con él o ella. Aprovecha cada minuto a escuchar, hablar y jugar con tus hijos.

Con el paso de los años, se ha podido ver que la presencia o ausencia de los padres es un factor muy influyente en el desarrollo de los hijos. Para aprender a ser buen padre, debes pasar el mayor tiempo, dentro de tus posibilidades, con tus hijos y realizar actividades con ellos.

No compares a tus hijos con otros

Siempre se ha dicho que lo peor que puedes hacer es comparar a los hijos con otros, no importa si se trata de hermanos o amigos. El hecho de hacer comparaciones puede producir una baja autoestima en el niño y en el futuro adulto. Además, esto perjudica la relación con los padres e incluso la posible relación con la persona con quien los comparamos.

padres son bebe de paseo

Demuestra amor y cariño con tus hijos desde que nacen (Fuente: Dani Guitarra: jdwUomFNdec / unsplash.com)

Establece límites y sé coherente

Un buen padre tiene que establecer límites desde que los hijos son pequeños. Los niños son como esponjas y lo aprenden todo muy rápido, pero al mismo tiempo que actúan, no saben hasta dónde pueden llegar. Esto es lo que tú tienes que enseñarle, hasta dónde está bien y hasta dónde está mal.

Si eres excesivamente permisivo lo único que harás es que el niño no tenga un patrón claro por el cual guiar su conducta. Sé coherente con lo que dices y si la decisión conlleva hablarlo entre dos o más adultos, es imprescindible que estas dos personas, piensen lo mismo, o al menos transmitan eso.

No los sobreprotejas

Deja que tu hijo se caiga y cometa sus propios errores. De esta manera aprenderá para no volver a cometer los mismos errores y sabrá que según lo que haga, puede hacerse daño. Evitar estas situaciones, a la larga, puede llegar a ser perjudicial, ya que le dificultará a hacer las cosas por si solo y tomar sus propias decisiones.

Tú, como adulto tienes que saber dónde están los límites. Es decir, que si ves que se puede caer y hacer mucho daño, o algo grave, ante esta situación sí que debes actuar e intentar evitarlo. Pero siempre intentar hacerle ver la dificultad o peligro para que aprenda en futuras ocasiones.

familia de camping

La comunicación y escucha hacia tus hijos es fundamental para conseguir ser un buen padre. (Fuente: ammentorp: 118801390 / 123rf.com)

No les grites

Puede que algunas veces te enfades con tus hijos, te pongan nervioso y acabes gritándoles. Hay que intentar evitarlo porque esto puede traer malas consecuencias y efectos negativos. Los gritos suponen un acto humillante y doloroso para ellos y no solucionas nada. Vale la pena que no pierdas los nervios, respira y habla detenidamente con ellos. De esta manera, conseguirás más que si les gritas y ellos, quieras que no, lo acaban comprendiendo.

Puedes castigarles, por ejemplo, no dejando que hagan algo que les guste en un momento concreto, pero nunca gritar ni pegar.

Edúcalos

Participa en la educación de tus hijos y muéstrales una forma de ver el mundo. Como bien sabes, la vida no es perfecta y no todo sale como lo planeamos. Pero, si lo educas bien, la convivencia y el respeto serán más fáciles. Establece normas y valores como la tolerancia, ya que son de vital importancia de cara al desarrollo eficiente del niño.(1)

familia en mesa comiendo

Educar es la función principal que deben hacer los padres con sus hijos. (Fuente: Juan Aguirre Saravia: Y3Jesbcn8eY / unsplash.com)

Ten cuidado con tus expectativas

A veces quieres que tus hijos sean de una manera y no lo consigues. Esto puede suceder porque no todos los niños son iguales y no todos consiguen lo mismo ni al mismo ritmo. No te marques expectativas con tus hijos porque puede ser frustrante tanto para ti como para ellos. Intenta hacerlo lo mejor posible y edúcales para que sean buenas personas ahora y en el futuro.

Es lógico que cuando nace tu hijo pienses cómo te gustaría que viviera la vida. Tienes que tener claro que tu hijo y tú no sois la misma persona. No tienes que pensar que tienen que vivir la vida que a ti te hubiese gustado vivir, sino que debemos apoyarles para que vivan la vida que ellos quieran vivir, dentro de ciertos límites.

Resumen

Ser un buen padre no se consigue de un día para otro, sino que requiere de constancia y esfuerzo. La educación, la escucha, el cariño y la no comparación con los demás son aspectos muy importantes y fundamentales para poder conseguirlo.

En el colegio aprenden, se relacionan y ponen en práctica la educación, pero la base de todo la tienes que crear desde casa. Los progenitores son el primer referente de los niños desde que nacen y a quienes van a obedecer e imitar. ¡Ánimo, que lo conseguirás!

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo en las redes sociales o dejarnos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Wavebreak Media Ltd: 42670444/ 123rf.com)

References (1)

  1. Revista científica
    Bernal Martínez de Soria, Aurora, AUTORIDAD Y EDUCACIÓN FAMILIAR: APORTACIONES DESDE LA PSICOLOGÍA APLICADA A LA FAMILIA. International Journal of Developmental and Educational Psychology. 2008;2021
    Link
    Link

+ No hay comentarios

Añade el tuyo.