Relación padre e hijo: ¿Cuál es su importancia?


La relación entre padre e hijo es una de las más importantes en la vida de una persona. Se trata de la primera conexión que un niño establece. Por ello, tiene el poder de condicionar las relaciones que este pueda desarrollar en el futuro.

El vínculo a crear entre padres e hijos debe ser sólido. Una relación saludable y positiva tiene multitud de beneficios. Por ejemplo, fomenta la autonomía, curiosidad y autoestima del niño. En este artículo, hablaremos del tipo de relaciones que existen entre padres e hijos. También de su importancia y de cómo fortalecerlas.

Lo fundamental

  • En una relación saludable entre padres e hijos existen objetivos definidos en el largo plazo. El hijo se siente seguro y entendido. Además, los problemas se abarcan evitando el conflicto y buscando aprender.
  • Hay diferentes tipos de relaciones entre padres e hijos. Es importante conocerlas e identificar en cuáles encaja tu relación con él. Es el primer paso para fortalecer esta conexión. Los diferentes tipos son la relación segura, de evitar, ambivalente y desorganizada.
  • Existen multitud de acciones que ayudan a fortalecer la relación entre padres e hijos. Mostrar amor incondicional en el día a día es una de ellas. La comunicación también es muy importante. Los hijos deben sentirse escuchados.

Lo que debes saber sobre la relación padre e hijo y su importancia

Criar a un hijo no es una tarea sencilla, ya que conlleva gran responsabilidad. Además, surgen infinidad de dudas. A continuación, damos respuesta a las preguntas más frecuentes sobre la relación entre padres e hijos.

padre lavando platos

Incluir a los hijos en las tareas del hogar los hará sentir útiles y válidos. (Fuente: CDC: 20YP7NENJzk/ unsplash.com)

¿Cómo es una relación saludable entre padres e hijos?

Existen muchos aspectos diferentes que hacen que una relación entre padres e hijos sea saludable. A continuación, nombramos algunos de ellos (1):

  • Ser capaz de definir los objetivos parentales de largo plazo: Se trata de definir los valores que queremos que nuestros hijos tengan cuando sean adultos.
  • Brindar protección y estructura en la interacción con los hijos: Los hijos aprenden mejor en un entorno en el que se sienten respetados, entendidos y seguros, tanto a nivel físico como emocional. Confiar en los padres ayuda a que los niños tengan mayor autoestima. Así también valoran la importancia de la empatía y el respeto por los sentimientos de otros.
  • Entender cómo piensan y sienten los hijos en diferentes situaciones: Lo ideal en enseñar a los hijos a respetar sus propios sentimientos y los de otros. Cuando confían en que los padres los respetarán, se sienten seguros.
  • Resolver problemas evitando el conflicto. Es muy probable que los niños resuelvan sus problemas de forma constructiva si sus padres dan ejemplo y los aplican sin conflictos.

¿Qué tipo de relaciones entre padres e hijos existen?

Existen cuatro diferentes tipos de relaciones entre padres e hijos. Estas afectan a la forma en que los niños se relacionan con otras personas cuando los padres no están cerca (2):

  • Relación segura: Los hijos se sienten seguros y bien atendidos por sus padres. Esta relación surge cuando los padres cubren correctamente las necesidades de sus hijos. En un futuro, estos niños tendrán más probabilidad de ser independientes y seguros de sí mismos. Regulan sus emociones y se desenvuelven bien a nivel social.
  • Relación de evitar: Se crea inseguridad en los hijos porque los padres no responden correctamente a sus necesidades. Se ven obligados a ser independientes y cuidarse por sí solos. Se pueden desarrollar problemas de inseguridad y agresividad. En las relaciones con otros tienden a ser desobedientes e impulsivos.
  • Relación ambivalente: Las necesidades del hijo se cubren algunas veces y otras no. Esto crea inseguridad en ellos. Suelen volverse muy emocionales y buscan ser el centro de atención.
  • Relación desorganizada: Los hijos no saben qué esperar de los padres. Esto puede hacer que los pequeños se vuelvan desapegados. Además, existe mayor riesgo de que en el futuro estos niños tengan problemas para entender los sentimientos de otros.

¿Qué etapas existen en la relación padre e hijo?

El crecimiento y desarrollo de los hijos afecta al rol de los padres. Los niños desarrollan nuevas habilidades conforme van creciendo. Existen seis etapas que se centran en diferentes tareas y objetivos. Veámoslas en la siguiente tabla (3):

Etapa Edad del niño Tareas y objetivos
Etapa 1: Etapa de imaginación Plan de tener un bebé o embarazo Los futuros padres consideran lo que significa serlo. Planifican los cambios que deben hacer para tener un hijo.
Etapa 2: Etapa de crianza De 0 a 2 años Los padres desarrollan un vínculo con su hijo. Adaptan su relación romántica, relación con amigos u otros hijos para incluir al bebé. 
Etapa 3: Etapa de autoridad De 2 a 5 años Los padres crean reglas y descubren cómo guiar eficazmente el comportamiento de su hijo.
Etapa 4: Etapa interpretativa De 5 a 10 años Los padres ayudan a sus hijos a interpretar sus experiencias sociales fuera de la familia.
Etapa 5: Etapa de interdependencia De 10 a 19 años Los padres negocian en la relación con sus hijos para compartir el poder en la toma de decisiones.
Etapa 6: Etapa de despedida Adultez temprana Los padres evalúan sus éxitos y fracasos como padres a medida que sus hijos se vuelven independientes.

¿Por qué es importante la relación padre e hijo?

La relación entre padres e hijos es importante porque afecta directamente el desarrollo físico, emocional, social y de apego de un niño. Esto determinará su personalidad, comportamiento y relaciones futuras. Existen una serie de beneficios asociados a una buena relación de padres e hijos.

  • Vínculo seguro: Los hijos que se sienten unidos a sus padres tienden a ser más resilientes. Además, no tienen un comportamiento problemático. Por último, su rendimiento académico suele ser mejor y tienen mayor autoestima (4).
  • Bienestar mental: Una buena relación entre padre e hijo favorece la salud mental y bienestar del niño. Existe mayor riesgo de depresión cuando la relación es mala.
  • Motivación: Un niño se siente más motivado a realizar una actividad cuando es apoyado por sus padres. Un fuerte vínculo con sus padres puede ayudarles a tener más éxito (5).

Consejos para fortalecer la relación padre e hijo

Fortalecer la relación entre padres e hijos requiere de esfuerzo. La educación de los hijos es difícil, pero crear una relación saludable tiene sus frutos. A continuación, te brindamos una serie de consejos que te ayudarán a fortalecer la relación.

niños jugando

El juego ayuda a los niños a desarrollar nuevas competencias. Estas conducen a una mayor confianza. (Fuente: Allen Taylor: dAMvcGb8Vog/ unsplash.com)

Demuestra a tu hijo que lo quieres

Puede ser con palabras o mediante un gesto físico, como un abrazo. Esto dependerá de la personalidad del niño. Esto está vinculado con la autoestima y el desarrollo físico y psicológico del niño (6).

Abrazar a tus hijos cuando se despiertan por la mañana y antes de dormir por la noche es un buen comienzo. Es posible que a los niños mayores no les guste el contacto físico. En este caso, es importante no forzarlo.

Juega con tu hijo

El juego permite a los niños usar su creatividad. Así, desarrollan su imaginación, destreza y fuerza física, cognitiva y emocional. Además, es importante para un desarrollo cerebral saludable.

Cuando los padres juegan con ellos, se les da la oportunidad de ver el mundo desde el punto de vista de su hijo. Esta interacción le hace ver a los hijos que sus padres les están prestando plena atención. Por ello, el juego ayuda a construir relaciones duraderas. Los padres aprenden a comunicarse más eficazmente con sus hijos (7).

Los niños menos verbales pueden ser capaces de expresar sus puntos de vista, experiencias e incluso frustraciones a través del juego. De esta forma, sus padres tienen la oportunidad de obtener una comprensión más completa de su perspectiva (7).

No dejes que se acumulen pequeños conflictos

Los pequeños desacuerdos o peleas son una oportunidad para acercarlos y aprender a comunicar. Es una forma de demostrarle a tu hijo que lo entiendes. De esta manera, se sentirá oído y aceptado.

Lo ideal es intentar resolver los conflictos uno a uno. Discutir sobre diferentes temas al mismo tiempo puede ser muy confuso para padre e hijo. Así, es fácil no atender a los problemas que realmente importan (8).

padre y familia

Establecer una relación saludable entre padres e hijos es muy importante. (Fuente: yarruta: 115561353/ 123rf)

Sustituye el castigo por oportunidades para aprender

El castigo lleva a que los niños liberen su ira y frustración. Muchos padres lo utilizan para sentir que tienen el control. No quieren ser permisivos y creen que es la única solución.

Cuando los padres dan un paso atrás y son objetivos, se dan cuenta de que están castigando a sus hijos por las mismas razones una y otra vez. Por ello, existen métodos positivos que hacen ver a tus hijos que su comportamiento afecta a otros. No se debe ignorar el problema. Se trata de ayudar a tu hijo a aprender a manejar diferentes situaciones en un estado calmado, amigable y respetuoso (9).

Resumen

Como has podido comprobar, establecer una relación saludable entre padres e hijos es muy importante. Resulta esencial para el desarrollo del niño. Durante su crecimiento, se distinguen una serie de etapas bien diferenciadas.

Trabajar en la relación, influirá a futuro en el vínculo entre ustedes y la de tus hijos con otros. Ya conoces algunas pautas que puedes seguir para fortalecer este vínculo. En definitiva, nutre y cuida tu relación con tus hijos y disfruta de ella.

(Fuente de la imagen destacada: Jessica Rockowitz: 5nlcaz2wjxe/ unsplash.com)

References (9)

  1. Artículo científico
    Durrant J. A guide to building healthy parent-child relationships: A positive, rights-based approach. Save the children, Italy. 2012.
    Link
    Link
  2. Artículo científico
    Ainsworth MD. Object relations, dependency, and attachment: A theoretical review of the infant-mother relationship. Child development. 1969; 969-1025.
    Link
    Link
  3. Libro
    Galinsky E. The Six stages of parenthood. Massachusetts; 1987.
  4. Artículo científico
    Greenberg M T, Siegel JM, Leitch CJ. The nature and importance of attachment relationships to parents and peers during adolescence. Journal of youth and adolescence. 1983; 12(5):373-386.
    Link
    Link
  5. Artículo científico
    Ryan RM, Powelson CL. Autonomy and relatedness as fundamental to motivation and education. The journal of experimental education. 1991; 60(1):49-66.
    Link
    Link
  6. Artículo científico
    Øverup CS, Brunson JA, Steers ML, Acitelli LK. I know I have to earn your love: how the family environment shapes feelings of worthiness of love. International Journal of Adolescence and Youth. 2017; 22(1): 16-35.
    Link
    Link
  7. Artículo científico
    Ginsburg KR. The importance of play in promoting healthy child development and maintaining strong parent-child bonds. Pediatrics. 2007; 119(1): 182-191.
    Link
    Link
  8. Libro
    Markham L. Peaceful Parent, Happy Kids: How to Stop Yelling and Start Connecting. Penguin Group; 2012.
  9. Libro
    Nelsen J, Lott L, Glenn HS. Positive discipline AZ: 1001 solutions to everyday parenting problems. Harmony; 2007

+ No hay comentarios

Añade el tuyo.