Los beneficios de la lectura para los niños


Leer es una actividad que favorece a personas de todas las edades, pero en los niños, sobre todo, tiene un gran impacto. Los beneficios de inculcar la lectura desde temprana edad están relacionados con un mejor vocabulario. Sin embargo, también con la imaginación, la concentración, el desarrollo de la personalidad y mucho más.

En este artículo, profundizaremos en lo mencionado y en muchos otros beneficios de la lectura para niños. ¡Comencemos!

Lo fundamental

  • Hay estudios que indican que los niños pueden recibir beneficios de la lectura a muy temprana edad. Incluso, el leerles antes de que cumplan 1 año puede dotarlos de un vocabulario más completo (1).
  • La lectura ayuda a los niños con el desarrollo del lenguaje. Del mismo modo, tiene aportes en la comprensión de su entorno y en la imaginación, así como en su desarrollo emocional y social.
  • Es muy importante incorporar la lectura como parte de la rutina diaria y contar con un ambiente cómodo para desarrollar esta actividad. Son puntos claves en el fomento de la lectura efectiva en los niños.

9 beneficios de la lectura para los niños

Tanto el desarrollo del lenguaje como el desarrollo emocional y social son factores claves para la creación de la identidad de los pequeños. Y la lectura es una excelente herramienta para estimularlos. Asimismo, forma vínculos que fortalecen su identidad, lo que los construye de forma integral. A continuación, te contaremos mucho más sobre este tema.

niña leyendo

La lectura desde temprana edad permite a los niños desarrollar un lenguaje apropiado y adquirir un vocabulario amplio. (Fuente: Wang: 0qmXPnZKeLU/ unsplash)

Desarrolla el cerebro y los procesos cognitivos

La acción de leer requiere de un esfuerzo mental en todo tipo de niveles. Tanto básicos (como el reconocimiento de las palabras), como en procesos de mayor exigencia (como la interpretación de lo leído) (2). Es un hábito en el que se ejercita el cerebro. De hecho, se ha comprobado que esta acción genera conexiones neuronales más gruesas (3).

A su vez, la acción de leer demanda más que la simple decodificación de palabras. Esto porque requiere de estrategias de alto nivel cognitivo para la comprensión e interpretación del texto.

Leer estimula una serie de habilidades, como el entendimiento, la memoria y el razonamiento. También la capacidad de aplicar el conocimiento del mundo o el adquirido mediante la lectura. Esto es con la finalidad de darle significado al texto.

Desarrollo del lenguaje y comunicación

Anteriormente, te mencionamos que la lectura en los niños impacta positivamente en el desarrollo del lenguaje. Hay estudios que apuntan a que esta actividad incide no solo en un incremento del vocabulario. También influye en una mejor comprensión lectora (2). Ambos son habilidades imprescindibles en la interacción e inserción de los niños en el mundo. Por ejemplo, un mejor entendimiento en clases o facilidad de comunicación con otros.

Si los niños no son capaces de leer todavía, el que se les lea en voz alta ayuda a su desarrollo de conciencia fonológica (4, 5). No solo es clave para la comunicación oral, sino que es relevante en la adquisición de habilidades de lectura a una temprana edad (4).

Estos procesos se han categorizado como recíprocos por distintos estudios. Lo que indica que el desarrollo de uno favorece al del otro. Por esto, la adopción del hábito de lectura resulta bastante beneficiosa para los niños.

Desarrollo emocional y social

En 2006, un estudio demostró que los lectores de libros de ficción lograban mejores habilidades sociales y mayor empatía que los lectores de textos especializados (6). Se debe a que la lectura lleva a la simulación de experiencias sociales retratadas en las historias. También a una comprensión de personajes en narrativas de ficción.

El leer permite que los niños comprendan de mejor forma las situaciones que los rodean. También los ayuda en las interacciones sociales, a resolver conflictos y a expresar las emociones que sienten. A través de la lectura, los niños son capaces de asimilar las situaciones de la narración de manera más cercana. Así como utilizarla en su propio proceso de desarrollo emocional y social. De esta forma, crean parte de su identidad como personas.

Joseph AddisonEnsayista, poeta y guionista
“Leer es para la mente lo que el ejercicio físico es para el cuerpo.”

Fortalecimiento de relaciones

Una publicación en la American Academy of Pediatrics indica que “leer regularmente con niños pequeños fortalece las relaciones entre padres e hijos en un momento crítico del desarrollo infantil” (7). Además, se indica que el estímulo generado por actividades relacionadas con libros y su lectura, ayudan a una mayor interacción entre padres e hijos.

La lectura puede ayudar a desarrollar vínculos familiares más cercanos y fuertes, a la vez que el niño crece. Crear espacios para esta actividad en común no solo ayudará a los niños en su desarrollo lingüístico. Además, genera un tiempo para disfrutar en familia.

chica leyendo

Involucrarse en la lectura con los hijos no solo refuerza el hábito de leer, sino que fortalece los vínculos entre padres e hijos. (Fuente: Piacquadio: 3755514/ pexels.com)

Estimula la imaginación y la creatividad

Es evidente que uno de los beneficios de la lectura es el impacto en la imaginación de los niños. Por ende, también en la creatividad. Los cuentos y relatos desarrollan sus capacidades de visualizar lo que está pasando, en especial los libros de ficción.

De acuerdo a Raymond Mar, doctor en psicología de la Universidad de York, “aparentemente hay similitudes en la forma en que el cerebro reacciona al leer sobre algo y experimentarlo”. Al leer, el cerebro simula las situaciones ficticias en las que se encuentran los personajes (3). Así, la imaginación mezcla la narración con vivencias personales que llevan a una experiencia del relato mucho más vívida.

Dr. Guillermo García RibasNeurólogo del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología
“Las novelas activan regiones que no solo interpretan los símbolos. También estimulan la imaginación o la acción motora. Es a lo que llamamos “meterse en un libro”.

Ayuda a la comprensión del mundo que los rodea

El leer provee a los niños de un sinfín de situaciones y personajes que viven sus propias historias. Estas les ayudan a conocer cómo relacionarse con el mundo en el que viven. Dado que la imaginación ayuda a simular lo que están leyendo, la lectura les permite experimentar situaciones. También crear, prever, aumentar el conocimiento del mundo, desarrollar una identidad propia y mejorar las habilidades socio-emocionales.

En sí, los relatos ayudan a expandir el horizonte de conocimiento al que los niños se ven expuestos. De esta manera, los enriquecen con experiencias que simulan con la imaginación.

¿Sabías que un estudio de la University College de Londres concluyó en que se necesitan unos 66 días en promedio para formar un nuevo hábito?

Ayuda a la concentración

Como seres humanos, el distraernos es una situación bastante natural. Según Vaughan Bell, neurocientista y psicólogo clínico además de profesor en University College de Londres, “la capacidad de concentrarse en una sola tarea sin interrupciones representa una anomalía en la historia de nuestro desarrollo psicológico”.

Ya sabemos que basta cualquier pequeño estímulo para que nos distraigamos. Esto pasa aún más en los niños.

Sin embargo, la acción de leer requiere de una alta capacidad de concentración por largos periodos de tiempo. Al mismo tiempo, la lectura es una actividad compleja para el cerebro. Es debido al número de funciones y procesos necesarios para descifrar el texto e interpretar su significado. En consecuencia, la lectura es una actividad perfecta para que los niños desarrollen sus habilidades de concentración.

Mejora el bienestar

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Sussex, la lectura puede ayudar a reducir en un 68% los niveles de estrés (8). Además, funciona mejor que otros métodos de alivio del estrés, como escuchar música, tomar una taza de té o salir a caminar. La investigación reveló que solo se necesitaban 6 minutos de lectura para lograr estos resultados.

Por otro lado, el leer puede ayudar a relajar tu cuerpo, ya que permite una respiración más calmada. También disminuye el ritmo cardíaco y alivia la tensión muscular. Por esto, la lectura es beneficiosa a la hora de dormir, ya que ayuda a relajarse y conciliar mejor el sueño.

Mejor desempeño académico

Un estudio que se realizó en estudiantes desde su 1er año escolar hasta su 3er año arrojó resultados interesantes. Los niños que empezaron con un mejor nivel pre-lector fueron constantemente los mejores lectores durante los tres años del estudio (5).

Sumado a esto, los niños a los que se les lee cuando son pequeños tienen un mejor desarrollo del lenguaje. Este, a su vez, impacta positivamente en el desempeño académico.

Consejos para fomentar la lectura infantil

Hoy en día, existe un sinfín de actividades y fuentes de entretenimiento para los niños. Estas pueden relegar la lectura a un segundo plano. Para lograr fomentar en tu pequeño la lectura, es necesario que consideres ciertas recomendaciones. A continuación, te presentamos los consejos más útiles para incentivar la lectura en tus hijos.

hermanos leyendo

Un lugar dedicado a la lectura es importante; debe ser cómodo y con buena iluminación. (Fuente: Wave: 6437467/ pexels.com)

Leerles en voz alta

Diversos estudios confirman los beneficios de leerle en voz alta a nuestros hijos. Especialmente, si todavía no son capaces de hacerlo por su cuenta. Las ventajas van desde un desarrollo más rápido del lenguaje a un fortalecimiento de la relación de padres e hijos. Definitivamente, es una actividad que se debe cultivar.

Para facilitar la adopción de este hábito, hay 3 puntos que pueden hacer de esta metodología algo más eficaz. Son la actitud del lector, el ambiente y la selección de libros.

  • La actitud del lector: Es importante, porque ayudará a atraer la atención del niño a la historia. Elementos como un buen ritmo y tono de lectura harán de la experiencia algo más cautivador y estimulante. También es conveniente formular preguntas antes, durante y al final de la lectura, pero sin excederse en ellas.
  • El ambiente: Es conveniente elegir un ambiente cómodo que se destine a la lectura. De tal forma, permitirá que se pueda estar cerca para mostrar las imágenes sin problemas.
  • La selección de libros: Buscar libros que sean del agrado del niño, con dibujos o ilustraciones que lo estimulen al contarles la historia.

Establecer un espacio ideal para leer

Tener un espacio dedicado a leer es importante. Para ello, es clave asegurarse que no sea un lugar ruidoso o con muchos distractores, ya que puede afectar que esta actividad se realice de mejor forma. Se recomienda buscar un lugar cómodo, acogedor y con una buena fuente de luz, que alimente la imaginación.

No hay que olvidar que, en temporadas de mejor tiempo, leer en el patio o en espacios abiertos (como parques) puede ser ideal para disfrutar de un libro.

Establecer una rutina diaria

Una manera muy útil de convertir el leer en un hábito es introducirlo a la vida del niño como parte de su rutina diaria. Se puede establecer un tiempo del día donde se lea por 20 minutos como mínimo. Por ejemplo, cuando vuelve del colegio o antes de irse a dormir. Dedicar tiempo cada día cuando son pequeños a la lectura y a comentar los libros no solo es una buena actividad familiar. Aparte, ayuda a reforzar la costumbre de leer.

Dr. Perri KlassM.D. y Profesora de Periodismo y Pediatría en la Universidad de New York
“Un padre no debería leer una historia larga a un bebé o un niño pequeño y esperar que lo escuchen con atención.”

Buscar libros de acuerdo a su edad y gustos

A la hora de elegir un libro para tus hijos, es aconsejable que te fijes que esté en la edad recomendada de los niños. Los que se encuentren fuera de su rango recomendado pueden ser muy difíciles de entender. Lo que los puede desincentivar la lectura. Si se necesita, se puede preguntar a especialistas, como bibliotecarios o profesores por recomendaciones. Veamos la siguiente clasificación (9).

Edad Características Recomendaciones de tipos de libros
Recién nacidos a 2 años Los sonidos son importantes para el desarrollo de los recién nacidos. Buscar libros con imágenes grandes y coloridos para estimularlos. También es importante que estimulen el tacto. Libros de imágenes o ilustraciones y libros con relieve o personajes escondidos.
3 a 5 años Desde los 2 años se pueden incluir libros con historias simples y cortas. Se debe a que la capacidad de recordar se está desarrollando. Libros de imágenes para colorear, didácticos, desplegables y cuentos cortos.
6 a 7 años Tienen un mejor manejo para recordar la secuencia de eventos sin dificultad. Para esto, se debe buscar cuentos con una complejidad menor que en previas edades. Libros de imágenes o ilustraciones, cuentos de mediana extensión y comics para niños.
8 a 10 años. Poseen la flexibilidad y reversibilidad del pensamiento. Pueden seguir el curso del razonamiento hasta el punto inicial. Esto les permite leer historias de otros puntos de vista y de más complejas situaciones. Libros de imágenes o ilustraciones, de literatura infantil, novelas gráficas infantiles y comics para niños.
11 a 13 años Son capaces de tener un pensamiento abstracto. Hacer conjeturas de la historia y llegar a conclusiones lógicas. Recordar múltiples argumentos y situaciones simultáneamente. Libros de literatura infantil y juvenil, como novelas ficción, libros de aventuras, novelas gráficas juveniles y comics.

Dejarles elegir libremente

Cuando los niños sean capaces de elegir, es recomendable proponerles una selección de libros para que ellos escojan qué quieren leer. Así, se sentirán más partícipes del proceso de la lectura. Esto, a su vez, hará que se sientan más comprometidos con la lectura del libro en sí.

Ángel GabilondoCatedrático de Filosofía en la Universidad Autónoma de Madrid
“Una buena selección de libros es como una buena selección de alimentos: nutre.”

Animar a la lectura sin presionarlos

La idea es animar, no obligar el hábito de la lectura. Es importante hacer de la lectura una actividad entretenida, no algo que los niños vean como un deber u obligación.

Especialmente cuando están en el colegio, ya que asociarlo a una tarea hará que no lo disfruten.

Asimismo, es importante involucrarse en esta actividad y hacerla algo que comparten. El mostrar interés hará que ellos sientan más ganas de involucrarse en la lectura. Por ejemplo, se pueden hacer preguntas antes, durante y al final del texto. Además, tener pequeñas discusiones acerca de la historia y sus personajes. También se pueden crear actividades relacionadas con la historia, como disfrazarse o dibujar.

Resumen

La lectura en los niños aporta una serie de beneficios que fortalecen su crecimiento como personas. Las contribuciones de esta actividad comienzan a una temprana edad. En este sentido, se debe aprovechar desde que son pequeños para introducirlos a la costumbre de leer. La mejor forma para ello es, simplemente, leerles en voz alta.

Sabemos que el hábito de la lectura no forma parte de las actividades favoritas de los niños. Sin embargo, se deben tener presentes sus beneficios y la importancia de comenzar a leer en el hogar. Por tanto, los padres tienen un rol fundamental en cultivar este hábito. Crear un tiempo cada día y hacer de esta una actividad en conjunto, son aspectos que pueden ayudar a sembrar el gusto por leer.

(Fuente de la imagen destacada: Andrews: u0zTce7KNlY/ unsplash.com)

References (9)

  1. Informe de pruebas
    Rowland C, Noble C, Lingwood J, Coates A. How does shared book-reading help boost child language development in the early years? [Internet]. ESRC LuCiD Centre y University of Liverpool; 2016 [2021Mar29].
    Link
    Link
  2. Estudio científico de lingüística
    Gallego JL, Figueroa S, Rodríguez A. La comprensión lectora de escolares de educación básica [Internet]. 2019 [2021Mar29].
    Link
    Link
  3. Artículo cientifico de prensa
    Wolf C. El beneficio encubierto de leer. Revista Investigación y Ciencia; 2011 [2021Mar29].
    Link
    Link
  4. Estudio científico
    Sutherland D, Gillon G. Assessment of Phonological Representations in Children With Speech Impairment [Internet]. Language, Speech, and Hearing Services in Schools (LSHSS); 2005 [2021Mar29].
  5. Estudio científico
    Bravo L, Villalón M, Orellana E. LOS PROCESOS COGNITIVOS Y EL APRENDIZAJE DE LA LECTURA INICIAL: DIFERENCIAS COGNITIVAS ENTRE BUENOS LECTORES Y LECTORES DEFICIENTES [Internet]. Estudios pedagógicos (Valdivia); 2004 [2021Mar29]
    Link
    Link
  6. Estudio científico
    Mar R, Oatley K, Hirsh J, dela Paz J, Peterson JB. Bookworms versus nerds: Exposure to fiction versus non-fiction, divergent associations with social ability, and the simulation of fictional social worlds [Internet]. Journal of Research in Personality; 2006 [2021Mar29].
    Link
    Link
  7. Declaración de normativa
    Council on Early Childhood. Literacy Promotion: An Essential Component of Primary Care Pediatric Practice [Internet]. American Academy of Pediatrics; 2014 [2021Mar29].
    Link
    Link
  8. Estudio científico
    Lewis, D. Galaxy Stress Research. Mindlab International, Sussex University; 2009 [2021Mar29].
    Link
    Link
  9. Artículo científico de prensa
    Bertrand I, Ibáñez A. La importancia de leerle a los niños [Internet]. Lectura y Vida: Revista Latinoamericana de Lectura; 1989 [2021Mar29].
    Link
    Link

+ No hay comentarios

Añade el tuyo.